Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Touriño acusa al PP de "inflar censos" y anima a "acabar con los tramposos"

El presidente apela a los nuevos votantes para que den su apoyo al cambio en los municipios

El presidente de la Xunta acusó ayer al Partido Popular de "inflar censos" y en concreto a "la alcaldía de Ourense", en referencia al abultado número de votantes registrados en el domicilio del candidato popular, Enrique Nóvoa, y de varias personas de su entorno. Emilio Pérez Touriño pidió expresamente a los ciudadanos que tomen nota de estos hechos y voten el domingo "para acabar con los tramposos". El líder de los socialistas gallegos apeló a los 100.000 jóvenes que el próximo domingo acudirán por primera vez a las urnas para que "apuesten por el futuro y por los candidatos socialistas".

"¿Lo dice de verdad?", preguntó ayer a Touriño una vecina de Cabo de Cruz (Boiro), preocupada porque el presidente fuese sincero en su promesa de resolver lo antes posible los graves problemas de saneamiento de la zona. "A ver si lo va a decir para que le elijamos a él de alcalde", añadió preocupada señalando al candidato socialista a la alcaldía, Juan Jesús Ares. Así que Touriño tuvo que insistir, y comprometerse delante de todos para que su interlocutora se diera por satisfecha.

La vecina de Cabo de Cruz no fue ayer una excepción. El presidente volvió a escuchar en persona las demandas de la gente en el recorrido que dedicó a los municipios de Ribeira y Boiro, con alcaldes del PP y el BNG, respectivamente. En el primero, la estrella fue el mercado de pescado situado en las inmediaciones de la lonja, en el que el deterioro de las instalaciones ha hecho prender el descontento contra los populares. Y en Boiro, concretamente en Cabo de Cruz, el interés de los representantes de los pescadores y los mariscadores se dirigió a la ampliación del puerto. "Están hartos de escuchar. Ahora quieren obras", le advirtió el candidato a Touriño. Así que cuando anunció que las obras comenzarán este mismo año, la salva de aplausos era obligada.

Entre saludo y saludo, y después de destacar, entre otras actuaciones de su Gobierno, el desdoblamiento de la vía del Barbanza que convertirá la carretera en una autovía, el presidente se preocupó de hacer un llamamiento a los 100.000 jóvenes que este domingo tendrán derecho por primera vez a ejercer el voto. "Hay quienes en campaña electoral sacan los fantasmas del pasado y del miedo, los peores sentimientos y los peores valores. Pareciera que en el PP se quedaron atrapados en el túnel del tiempo". Por eso los nuevos votantes, reclamó, deben sumarse al cambio. "Me quiero dirigir muy especialmente a los jóvenes de Galicia que nacen a la democracia, a la posibilidad de votar. Les quiero pedir que participen y que apuesten por el futuro y por los candidatos socialistas", señaló.

En Ribeira, Touriño evitó alentar las desavenencias entre socialistas y nacionalistas en torno al código ético con el que la Xunta quiere evitar que los partidos usen la administración a su servicio durante la campaña electoral. El cambio en Galicia, explicó, "se ve en todo y cada día, en la costa que protegemos de un PP que estaba empeñado en destruirla" y en un Gobierno que "trabaja en la misma dirección" y que no se dedica a "cortar cintas" durante las elecciones. Touriño terminó la jornada con un mitin en Cambados, donde más de 400 personas acudieron a apoyar a Domingo Tabuyo, escritor, diputado en el Congreso y cabeza de cartel socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007