Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Saiz no quiere a la AMA en la Operación Puerto

El ex director deportivo pretende evitar que el organismo internacional le sancione utilizando el sumario sobre el dopaje

Manolo Saiz, presuntamente uno de los principales cabecillas de la trama mundial del dopaje en el ciclismo (la Operación Puerto), no quiere que el juez acepte la personación de organismos internacionales en el proceso judicial. Entiende que estos organismos -entre ellos, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)- pretenden utilizar las pruebas recabadas por la Guardia Civil en la investigación penal para sancionarle a él y a los demás implicados por la vía administrativa, lo que considera antijurídico, según explican fuentes de las partes. La AMA, que ha sido aceptada como acusación en el proceso, considera que el archivo de la Operación Puerto fue precipitado y señala que entre los efectos de las transfusiones figura el "envenenamiento de la sangre" .

El juez Serrano señala que el archivo no es definitivo porque está recurrido ante la Audiencia de Madrid

Manolo Saiz no está contento con las últimas decisiones del juez Antonio Serrano, instructor de la Operación Puerto. Al ex director del Liberty Seguros le satisfizo la decisión del magistrado de sobreseer la causa por un presunto delito contra la salud, en la que figuraban implicados él, el médico deportivo Eufemiano Fuentes y el hematólogo José Luis Merino Batres.

En cambio, ahora discrepa de que el juez haya admitido como partes, tras el archivo del proceso, a la AMA y la Asociación Internacional de Grupos Ciclistas (AIGCP). El juez sobreseyó la causa porque, en el momento en que la Guardia Civil destapó la trama, en España no era delito el dopaje.

Saiz sostiene que, descartado el dopaje como delito, no tiene sentido admitir a la AMA como parte perjudicada, ya que en nada le afectaba. Según Saiz, la causa está archivada y ya no es el momento procesal adecuado para nuevas admisiones. Además, asegura que la AMA es un organismo internacional que no puede acreditar ningún tipo de perjuicio en la Operación Puerto. Según fuentes jurídicas, lo que en realidad trata de evitar es que se usen las pruebas que hay en la causa para sancionarle a él en la vía deportiva. Sin embargo, la Unión Ciclista Internacional (UCI), otro organismo que puede incoar expedientes tanto a Saiz como a los ciclistas implicados, tiene en su poder desde hace semanas los 6.000 folios del sumario, y aún no los ha utilizado para sancionarles.

El juez ha aceptado ahora a la AMA porque el proceso, aunque él lo haya archivado, sigue vivo a la vista de que la Fiscalía de Madrid, la Abogacía del Estado y la Unión Ciclista Internacional (UCI), entre otras partes, recurrieron esa decisión ante la Audiencia de Madrid. Y, por tanto, no existe sobre él una decisión de cierre definitiva. La última palabra sobre la investigación de la Operación Puerto la tiene ahora la Audiencia de Madrid.

Saiz considera antijurídicas ambas personaciones. Al personarse en la causa, ambos organismos internacionales tienen acceso a las diligencias del sumario que supuestamente acredita que Eufemiano Fuentes coordinaba una red de dopaje de carácter internacional y que Saiz era uno de sus clientes. De hecho, a Fuentes se le intervinieron 200 bolsas con sangre, la mayoría de ciclistas de la élite mundial, destinadas a autotransfusiones. En los casos del alemán Jan Ullrich y el italiano Ivan Basso ya está acreditado que algunas de esas bolsas de sangre les pertenecían.

El ex director del equipo Liberty Seguros también pretende que se le devuelva el dinero que la Guardia Civil le intervino el día de su detención, el 23 de mayo de 2006. Saiz fue arrestado tras salir de un hotel en el que mantuvo una reunión con Fuentes, al que supuestamente debía dinero por la adquisición de sustancias dopantes. Le fueron intervenidos unos 60.000 euros. Los llevaba en una cartera de mano color azul en la que había 10 billete de 1.000 francos suizos cada uno, dos de doscientos francos, 100 dólares australianos, seis billetes de 500 euros, 9 billetes de 50, y más papel. El juez, en el auto de archivo de las diligencias, indica que no se puede acreditar que el dinero lo tuviese Saiz para entregarlo a Fuentes puesto que, tras salir de la reunión, lo llevaba aún consigo.

La AMA -un organismo con sede en Canadá nacido a instancias del Comité Olímpico Internacional- ha presentado ahora un recurso contra el archivo de la Operación Puerto. Se suma a los ya presentados por la fiscalía y la UCI, entre otros organismos. Discrepa la AMA del auto judicial, que indica que no están acreditados los efectos negativos del dopaje en la salud de los deportistas. La AMA, según fuentes de las partes, sostiene que la instrucción de la Operación Puerto debe continuar porque faltan muchas diligencias por realizar. La AMA dispone de un informe sobre los efectos nocivos del dopaje en la salud de los deportistas que acredita que en la Operación Puerto hay un delito contra la salud. Señala este organismo que entre los efectos perversos de la EPO y el dopaje sanguíneo mediante transfusiones destaca el "envenenamiento de la sangre y la septicemia".

Otro de los efectos de la ingesta de EPO es la ictericia y el aumento de la tensión arterial. La AMA pide que se reabra la investigación porque la trama del dopaje movió grandes cantidades de EPO, entre otras sustancias prohibidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007