LLEIDA | Elecciones 27M

El primer examen del socialista Ros y el último del convergente Gavín

El Ayuntamiento de Lleida, gobernado en la actualidad por un tripartito de izquierdas (PSC, ERC e ICV), y la Diputación Provincial, en manos de CiU, serán el día 27 dos de las instituciones más disputadas de la provincia. Por primera vez desde las elecciones de 1979, el candidato socialista no será el histórico Antoni Siurana, que dejó la alcaldía en diciembre de 2003 para ser consejero de Agricultura. Su sucesor, Àngel Ros, de 54 años, pasará su primer examen en las urnas y tendrá la oportunidad de recuperar para su partido la hegemonía municipal perdida en las últimas elecciones municipales y gobernar en solitario.

Ros ha tenido tres años para afianzarse en el cargo y puede decirse que ha aprovechado el tiempo. Su gestión municipal ha sorprendido a todos y podrá exhibir ante el electorado unas credenciales en forma de proyectos de ciudad -cubrimiento de las vías del tren, Parque Científico y Tecnológico de Gardeny, Palacio de Congresos y mejora de diversos barrios- que pondrán muy difícil a los demás candidatos el asalto a la alcaldía.

Su principal oponente será el convergente Isidre Gavín, quien ha ejercido el papel de oposición con gran dureza. Gavín, que también es presidente de la Diputación, encabeza la lista por segunda vez consecutiva y en estos comicios se juega mucho por partida doble: arrebatarle la alcaldía a Ros y conservar la mayoría absoluta en la corporación.Los dirigentes de la federación nacionalista reconocen veladamente que ésta será la última oportunidad de Gavín para mantenerse en el primer plano de la política local. Por eso, ha apostado fuerte con una lista muy renovada y no ha dudado en dedicar importantes recursos para pregonar el mensaje de que Lleida necesita un cambio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50