Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obesas son bellas

'Mister Spock' fotografía la gordura

Leonard Nimoy, a quien todo el planeta identifica con Mister Spock, el personaje protagonista de la serie Star Treck, hace décadas que abandonó el mundo de la ficción y ahora anda sumergido en una de las realidades que más obsesionan a las mujeres del siglo XXI: el peso de sus cuerpos. "Cada vez que una mujer obesa se sube a un escenario sin que sea con el objetivo de que se rían de ella, está haciendo una declaración política". Esta frase, pronunciada por una mujer que lideraba un grupo de teatro formado por actrices con sobrepeso, marcó para siempre a un hombre que ha convertido la fotografía de las carnes en uno de los pilares de su trabajo.

Nimoy, a quien la gente aún identifica con el personaje que interpretó en una serie que marcó a varias generaciones, abandonó el mundo de la actuación en 1990 y desde entonces se ha dedicado a la fotografía y al coleccionismo de arte. De origen judío, uno de sus primeros proyectos estuvo centrado en fotografiar a mujeres desnudas de esa religión pero adornadas con accesorios propios de las ceremonias religiosas en las que sólo pueden participar los hombres. Durante la presentación de lo que llamó The Shekina Project una mujer de unos 140 kilos se ofreció como modelo. Eso ocurría hace ocho años y, desde entonces, son decenas de obesas las que han posado para él y cuya belleza, considerada insolente por muchos, ha sido recogida en el libro The full body project que publicará el próximo otoño.

Al principio le costó realizar la primera fotografía de aquella mujer que se ofreció a posar para él. "Nunca había trabajado con ese tipo de figura y me asustaba hacer una injusticia. Me preocupaba la posibilidad de presentarla envuelta en el concepto de arte", cuenta. A lo largo de ocho años ha ido desarrollando su propio estilo entorno a un tema que ha sido aplaudido por muchas mujeres, aunque otras le hayan criticado por transformar en bello lo que la sociedad considera horrendo. "La gente puede pensar lo que quiera. Para mí son mujeres bonitas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 2007