Reportaje:En distrito ajeno | Elecciones 27M

"Lo que más noto en Vallecas es lo sucia que está la calle"

Jeanine Girod, residente de siempre del barrio más rico, elogia la vida vecinal del distrito más izquierdista

Nada más bajar del taxi en el Puente de Vallecas, Jeanine Girod, una madrileña de 64 años siempre vecina del barrio de Salamanca, advierte la diferencia: "Esto es como haber ido a un Madrid de hace 30 años. Es más provinciano, menos capital. Es otra ciudad". Hacía "años" que Girod no pisaba suelo vallecano, ahora cuajado de comercios regentados por inmigrantes, "muchos más que en mi barrio", comenta Girod. Un 16,6% de la población de Puente de Vallecas es extranjera, dos puntos más que en el distrito de Salamanca. Es el distrito con más voto de izquierda (54,5% para el PSOE y 10,6% para IU en 2003).

Es mediodía y las calles bullen. "Ésta debe de ser una zona más amable, más de vida vecinal, y eso se ha perdido en Salamanca", señala Girod. Subsiste el comercio tradicional. "En Salamanca está el 90% del lujo, pero los precios del comercio medio son como en Goya", asegura.

Ante las casas de una sola planta, observa: "Construcciones de mala calidad, baratas". Algunas fachadas exhiben ropa tendida. "Los pisos deben de ser diminutos, y no tendrán patio, ni secadora", justifica. Aunque lo que le indigna es la suciedad de las aceras: "Esto está muy abandonado". A las puertas de una frutería, en la calle de Martínez de la Riva, se acumulan decenas de cajas de cartón. A unos metros, un par de contenedores están hasta los topes. "No hay derecho que en pleno mediodía las bolsas de basura estén por el suelo", se queja Girod.

Rafael Merino, concejal socialista en el distrito se queja de lo mismo: "Sólo se limpian las calles principales". Hace hincapié en que "los problemas de Vallecas no se solucionan con ladrillos". "El problema principal es que faltan políticas sociales que integren a todo el mundo". Un 13,8% de la población carece de estudios, casi cuatro veces más que en el distrito de Salamanca. Este periódico intentó, sin éxito, conocer la opinión de la concejal popular responsable del distrito, Eva Durán. Entre las obras acometidas desde 2003 figura la construcción de 881 viviendas y de un centro cultural en Entrevías, según el Ayuntamiento.

Girod baja por la avenida de la Albufera hasta toparse con la ruidosa M-30. "Me da la impresión de que la M-30 es una barrera psicológica que encierra a Puente de Vallecas en sí mismo", reflexiona la vecina de Salamanca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50