Abertis pide revisar el pacto con sus socios en Autostrade para decidir sobre sus acciones

Abertis, que se ha visto obligada a aparcar su fusión con Autostrade, sigue interesada en ir de la mano del puñado de accionistas que la acompaña en el capital del grupo italiano, agrupados en la sociedad Schemaventotto. Pero la empresa española cree que ha llegado la hora de "revisar" los acuerdos que la atan con sus socios. Considerando el contenido de los acuerdos, se desprende que Abertis dice a seguir con sus socios, pero dice no de la misma manera: quiere tener las manos más libres con sus acciones.

En esencia, los acuerdos entre accionistas, que se renuevan cada tres años, declaran "intransferibles" los títulos de Autostrade que tienen los socios de Schemaventotto hasta que no se firme un nuevo pacto, al cabo de esos tres años. Es decir, que en los términos actuales, Abertis no podría, por ejemplo, irse de Autostrade cuando quisiera si la fusión se revelara definitivamente imposible y prefiriera no mantener su participación.

La sociedad Schemaventotto es el núcleo duro de Autostrade, ahora rebautizada como Atlantia, y controla el 50,1%. El accionista mayoritario de Schemaventotto son los Benetton, con un 60%. Le siguen Fondazione Cassa di Risparmio di Torino (13,3%), Abertis (13,3%), Generali (6,67%) y UniCredit (6,67%).

Schemaventotto existe desde la privatización de Autostrade, en 1999. Se creó para garantizar la estabilidad en el capital. La última renovación de los pactos internos se hizo en enero de 2005. Tocaría renovarlos este diciembre, pero quien quiera cambiar las cosas debe levantar la mano ahora. La compañía que preside Isidre Fainé lo ha hecho y pide un "nuevo pacto", a negociar en junio. "La situación no es la misma que en 2005", se limitó a explicar el grupo. Entremedias, un intento de fusión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50