Reportaje:

De la ficción al realismo cruel

Dos muertos en Jaén mientras se iniciaba la campaña Noc Turnos

Ana, Rocío, Ariadna, Antonio y Jesús, una pandilla de jóvenes jiennenses de entre 20 y 21 años, habían quedado como todos los fines de semana en la plaza de Renfe, epicentro de la movida de Jaén. Pero el viernes se toparon con un escenario bien distinto al habitual. Un camión grúa cargado con dos vehículos totalmente destrozados estaba aparcado en la plaza ante la expectación y curiosidad de todos los viandantes y conductores. "Es muy impactante", confesaba Ana, tras admitir que lo primero que pensaron era que algo muy grave había sucedido. En realidad, se trataba de la campaña puesta en marcha por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) para concienciar a los jóvenes sobre el peligro de combinar alcohol y conducción e impulsar la figura del conductor alternativo.

Pero a veces la realidad supera cualquier ficción. Y lo que no podían pensar los jóvenes jiennenses es que las incesantes sirenas de los coches policiales y de las ambulancias no formaran parte de esa campaña divulgativa. Todo lo contrario. A escasos dos kilómetros del corazón de la movida de Jaén, junto a la Universidad, se acababa de producir un trágico accidente que costó la vida a los dos ocupantes de una motocicleta, un joven de 17 años y una chica de 18, que estaba embarazada de ocho meses. Los dos jóvenes ocupantes de la moto chocaron frontalmente con un vehículo, cuya conductora, Yolanda G. P., de 30 años, fue detenida por su elevada tasa de alcoholemia y se le acusa de dos delitos de homicidio por imprudencia, según señaló la Policía Local de Jaén.

Este trágico suceso, ha venido a reforzar los argumentos de la iniciativa de FEBE, en colaboración con el Instituto Mapfre de Seguridad Vial, Coca Cola y el Ayuntamiento. "Lo que queremos es concienciar a los jóvenes para que elijan a uno de su pandilla que no beba alcohol y sea el conductor esa noche", apuntaba Teresa Escalante, coordinadora de la campaña, que esta noche llegará a la avenida de la Innovación de Sevilla y, posteriormente, al resto de capitales andaluzas. El programa denominado Noc Turnos incentiva a los jóvenes conductores con un pasaporte que se distribuye en los locales de copas y que, una vez superados con éxito cuatro controles de alcoholemia, aporta vales gratuitos para bebidas sin alcohol, para gasolina y también para camisetas y otro material divulgativo.

En la noche del viernes se tramitaron 50 carnés, y sólo tres se denegaron por dar alcoholemia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS