Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Alicante niega a los socialistas los centros públicos para su precampaña

Pla insta a los ciudadanos a echar a populares del poder para "limpiar" la vida política

La campaña de los socialistas en Alicante no es un camino de rosas. Los obstáculos son permanentes y las administraciones controladas por el PP les han negado en seis ocasiones instalaciones públicas para poder reunirse. El Ayuntamiento denegó el miércoles pasado a la candidata socialista, Etelvina Andreu, el Centro de Mayores Virgen del Remedio, el mismo escenario en el que el alcalde, Luis Díaz Alperi, del PP, tiene previsto hoy obsequiar a los presentes con una merienda. El PSPV denunció la actitud "caciquil" del PP, que gestiona los centros públicos como "cortijos".

Las administraciones del PP prohíben al PSPV hacer seis actos en centros públicos

Andreu quiere la zona norte "rehabilitada y no arrinconada" como la tiene ahora el PP

El último episodio se registró ayer por la tarde. Los socialistas tenían previsto reunirse con más de un centenar de vecinos del Cabo de las Huertas para tratar sus problemas. Como en ocasiones anteriores, y ante la falta de un local adecuado, solicitaron el salón de actos del Instituto del Cabo. La petición se hizo por escrito y se remitió al director territorial de la consejería de Educación, Luis Ramos, que al final denegó la solicitud. Así que la candidata, Etelvina Andreu, junto a su equipo, se reunió en la calle con los vecinos y echó mano del megáfono.

La historia se repite. El miércoles fue la concejal Asunción Sánchez Zaplana, del PP, quien impidió a la candidata socialista visitar el Centro de Mayores de Virgen del Remedio. Semanas antes tampoco pudieron ir a los centros de Juan XXIII, La Florida e Isla de Cuba. Y hace unos días se reunieron con los jóvenes en la calle de Labradores tras la negativa del Ayuntamiento a prestarles el Centro 14.

El PSPV denunció ayer el "increíble descaro" del PP y de su candidato, Luis Díaz Alperi, que tiene previsto esta tarde "secuestrar y apropiarse de espacios públicos" para ofrecer una merienda popular en el Centro de Mayores de Virgen del Remedio, el mismo lugar negado al PSPV. Los socialistas critican la actitud "caciquil" del PP, que dispone de los centros públicos como "si fueran cortijos" y con actitudes propias de "repúblicas bananeras", fruto del "nerviosismo del PP por perder las elecciones".

La estrategia electoral del PSPV pasa por movilizar a los barrios, a las personas mayores y a los jóvenes de Alicante. Ahí es donde los socialistas tienen su potencial granero de votos que en las elecciones municipales se suele abstener. Por eso, la candidata a la alcaldía, Etelvina Andreu, y el de la Generalitat, Joan Ignasi Pla, han intensificado su presencia en los barrios para lanzar allí mensajes dirigidos a los pensionistas y a los jóvenes. Pla animó a participar en estas elecciones para "limpiar la política valenciana" y evitar así que el PP "juegue sucio con tal de mantenerse en el poder". Ayer el escenario elegido fue la plaza de Argel, en el antiguo barrio Virgen del Remedio, donde conviven personas mayores con jóvenes inmigrantes y niños. Allí, los socialistas improvisaron un escenario y reunieron a más de cien personas. La candidata a la alcaldía, Etelvina Andreu, quiere una zona norte "rehabilitada y no arrinconada como está ahora con el PP", y se comprometió a incentivar la rehabilitación de viviendas y conseguir "un Alicante mejor, más justo, limpio, seguro, moderno y solidario".

Acto seguido subió al estrado Joan Ignasi Pla, que pidió a los presentes que "apuesten por el cambio el 27 de mayo, porque Virgen del Remedio saldrá ganando". El aspirante a la presidencia de la Generalitat anunció que una de las primeras leyes que aprobará su gobierno, en caso de ser elegido presidente, será la Ley de Barrios, que "comprometerá a los Ayuntamientos a mejorar los barrios" e incentivará la instalación de ascensores en las fincas. "En cuatro año se notará el cambio y los barrios saldrán ganando", vaticinó Pla, que mostró su apoyo a los "más necesitados". Por eso se comprometió a que ningún pensionista cobre menos de 600 euros al mes, y para lograrlo dijo hará que "el dinero de todos llegue a todos, y no a unos pocos". También anunció transporte gratuito para los mayores y mejores servicios.

Pla dijo que la Comunidad necesita "una política limpia y unos políticos limpios", y se refirió al PP como "los que van a perder el próximo 27 de mayo" porque son "los que permanente hacen trampas y juegan sucio para mantenerse en el poder". Y sentenció el candidato socialista que "los que se quedan en casa consienten que ellos ganen", por eso concluyó su intervención pidiendo un voto "masivo para mandarlos a la oposición".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de mayo de 2007