Reportaje:Motociclismo | Gran Premio de Turquía

"Yo mismo me metí en el peligro"

Pedrosa pasará más pruebas médicas mientras Rossi arremete contra Elías

Con un aparatoso collarín, el gesto dolorido y la voz temblorosa, Dani Pedrosa explicó lo que recordaba del accidente. "Una moto verde -la Kawasaki de Jacque- ha entrado por el interior, muy pasada, ha tocado mi rueda y la moto se me ha escapado de las manos". Nada más levantarse, el español emprendió el camino de regreso al taller a pie pero, instantes después, aún en la pista, se sentó en el suelo a esperar una camilla.

"Al principio me encontraba bien pero de repente me costaba respirar. Me dolía el pecho y más tarde me empezó a doler el cuello", afirmó Pedrosa, trasladado en ambulancia hasta el centro médico del circuito. "El problema es que he arrancado mal, he rodado con demasiado cuidado, y yo mismo me metí en el peligro, en la zona peligrosa".

"Tiene una contusión muy fuerte en el tórax y en las cervicales, pero las radiografías han descartado cualquier fractura", tranquilizó Claudio Macchiagodena, director médico del Mundial. El accidente obligó además a cambiar los planes en el equipo de Pedrosa que, inicialmente, debía quedarse en Turquía para entrenar. El piloto viajará hoy a Barcelona dónde, en función de su evolución, se someterá a más pruebas. "Pido disculpas. No tengo excusa. Cometí un error. Rodaba en medio del grupo y perdí mi referencia de frenada. Cuando lo hice era demasiado tarde, no había espacio", se excusó Jacque.

Algo parecido hizo Toni Elías tras rebasar a Valentino Rossi en una deliciosa frenada a mitad de carrera. Con el italiano ya detrás, el manresano sacó su pie izquierdo de la estribera en un gesto muy habitual en Rossi cuando realiza una maniobra al límite. Pero éste no se dio por satisfecho. "Elías ha sido valiente, pero cuando me ha adelantado, se ha pasado. Uno no puede llegar a la frenada y sacar a otro piloto de la pista. En un adelantamiento, uno no tiene que modificar su trazada, debe seguir recto", se enfureció, enfadado también con la degradación que sufrió su neumático trasero: "Lo más preocupante es que Michelin no sabe qué ha pasado".

Elías respondió: "Son cosas de las carreras. No debo disculparme. No tengo consciencia de haber hecho nada malo. Todo depende de los ojos con los que se mire, pero para mí la maniobra es justa. No nos hemos tocado". Y el italiano estalló: "Me da igual si ése es su estilo de pilotaje; lo tendrá que cambiar o buscarse otro trabajo porque no está solo en la pista. Si no me caí fue por un pelo". Encantado, Elías desveló los secretos de sus nuevos neumáticos: "En Bridgestone han entendido que debían fabricar un neumático especial que se adaptara a mi estilo -se echa encima del tren delantero y el posterior no alcanza la temperatura óptima-. Me decían que debía cambiar mi pilotaje, pero llevo pilotando así desde los seis años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50