Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleados de una mina piden otro trazado del AVE para no ir al paro

Un millar de trabajadores de las empresas Ferroatlántica y Ramsa se manifestaron ayer en Santiago para pedir a las Administraciones central y autonómica que cambien el trazado del tren de alta velocidad con el fin de que no afecte a la mina de Serrabal. Los empleados de estas firmas aseguran que si la construcción del AVE a Galicia no elude esta explotación, ubicada entre los ayuntamientos de Vedra y Boqueixón, se pondrán en peligro los 1.500 empleos que dependen directa o indirectamente de los minerales que allí se extraen.

Los trabajadores, que ayer acudieron a Santiago desde Cee, Dumbría y A Coruña, sostienen que la variación en el trazado, que reclaman desde hace cuatro años, no supondría un retraso en las obras y "ahorraría una importantísima cantidad de dinero". Los operarios se refieren a la "cuantiosa indemnización" que, según ellos, deberá abonar la Administración al concesionario de la mina desde 1978, el empresario Juan Miguel Villar Mir.

Los comités de empresa de Ramsa y Ferroatlántica reclaman "cordura" tanto a la concesionaria de la mina como a la Xunta y el Gobierno central para que "primen la defensa de los puestos de trabajo" y realicen una modificación "a tiempo" del trazado del AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de abril de 2007