Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canal de Historia traza el medio siglo de publicidad en España

"Distinguido público, les hablo en nombre de la marca Freemotor, concesionaria en España de licencias Westinghouse. Pero no se preocupen, no les voy a contar las excelencias del refrigerador Super 57 o de la lavadora Launtromat porque de todos son conocidas, sólo quiero ofrecerles un grato espectáculo". Estas palabras pertenecen al primer anuncio emitido en España en 1957. Y con estas mismas palabras Canal de Historia estrena hoy 50 años de spots (22.00). Este trabajo de la cadena temática (dial 65 de Digital + y cable) narra "la evolución de los mensajes publicitarios que han pasado de lo racional a lo emocional en este medio siglo", en palabras de Angélica Sánchez, directora de Marketing de Canal de Historia.

El documental recupera alrededor de noventa piezas, en su mayor parte correspondientes a las tres primeras décadas y que reflejan los cambios en la sociedad española en las estructuras familiares y en los roles masculinos y femeninos. "El papel sumiso de la mujer que presentaban los primeros anuncios sería ahora impensable", dice Sánchez. Asimismo recuerda cómo la publicidad tampoco se libró de las iras de la censura. 50 años de spots cuenta con la participación de historiadores, sociólogos y publicitarios como Santiago Moro, pionero de la publicidad nacional; el famoso creativo Lluís Bassat -autor de la frase "el anuncio es arte de convencer o de enamorar a los consumidores"- o el periodista Vicente Verdú.

A finales de los años cincuenta, los anuncios reflejaban las carencias de una España todavía sumida en la escasez, pero también empezaban a aparecer artículos como lavadoras o frigoríficos. Los sesenta coinciden con el aperturismo del país y la llegada de nuevas técnicas de marketing de Estados Unidos. La Transición traería nuevos modelos de publicidad, y a partir de los ochenta se convertirá en un instrumento capaz de generar y cambiar comportamientos.

Para Guillermo Galván, realizador de 50 años de spots, lo más difícil ha sido "recopilar los anuncios", una labor casi detectivesca que le ha llevado más de seis meses porque "muchas marcas desaparecieron hace mucho tiempo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de abril de 2007