El Festival de Torroella mantiene su fidelidad a la música con 26 conciertos

La programación incluye el estreno de dos obras de compositores catalanes

Frente a la cada vez más heterogénea programación de los festivales que se celebran durante el verano en el Ampurdán, el de Torroella de Montgrí (Baix Empordà) se mantiene fiel a su línea programática en la que la música es la protagonista exclusiva. Música clásica, en su mayoría, pero también músicas del mundo y tradicionales. Con estos mimbres, el festival, que se celebrará entre el 13 de julio y el 23 de agosto próximos, ofrecerá este año 26 conciertos en los que se incluyen el estreno de dos obras de los compositores catalanes Jesús Rodríguez Picó y Agustí Charles.

Desde los inicios de la música renacentista hasta las partituras actuales, el Festival de Torroella de Montgrí recorrerá más de cinco siglos de historia de la música en su 27ª edición, en la que el pianista polaco Piotr Anderszewski (Varsovia, 1969) será el artista principal invitado. Anderszewski protagonizará tres conciertos en los que interpretará obras de Schumann y Beethoven: un recital (3 de agosto), una velada de música de cámara con el británico Cuarteto Belcea (5 de agosto) y un concierto con la Orquesta de Cámara de la Filarmónica Checa bajo la dirección de Andreas Weiser (7 de agosto) en el que, además, se estrenará la obra de Rodríguez Picó Fantasía, basada en su ópera de cámara El viatge de Marlow.

El festival, que en esta edición cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros, inaugurará su programación el 13 de julio con el oratorio de Vivaldi Juditha triunphans, que será interpretado por la Orquesta Barroca del Festival-La Princesa Filósofa bajo la dirección de italiano Ottavio Dantone, quien dos días después ofrecerá con el clavicémbalo un recital de música barroca para tecla. Este concierto, que se ensayará en el marco del festival, se ofrecerá después en gira en Valencia, A Coruña y la población tarraconense de Vila-seca.

La pérdida de los fueros del Reino de Valencia en 1707 es el tema sobre el que gira el concierto en memoria del ex ministro socialista asesinado por ETA Ernest Lluch, al que el festival recuerda anualmente con un concierto. La festa del Archiduque es el título de la velada (27 de julio) que ofrecerá la Academia Barroca Vespres d'Arnadí, de Valencia, que reúne obras y fragmentos de cantantas y óperas de compositores relacionados con la corte de los Austrias.

La música de cine regresa al festival con la banda sonora del filme de Charles Chaplin Tiempos modernos orquestada por Timothy Brock y dirigida durante la proyección de la película por Carl Davis a la Orquesta Sinfónica Naciona de Lituania, en cuyo prólogo se estranará la obra de Agustí Charles Engine (11 de agosto). El festival incluye, entre otros conciertos, una gala lírica protagonizada por la soprano italiana Francesca Patanè (14 de agosto); la misa de Guillaume Du Fay Se la face ay pale, a cargo de ensemble Diabulus in musica que dirige Antonine Guerber (17 de agosto); una velada Mozart con la Camerata Salzburgo (19 de agosto); un concierto de la soprano María Bayo con la Orquesta de Cámara de Ginebra (21 de agosto), y una recital del pianista Joaquín Achúcarro con el que se clausurará el festival el 23 de agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de abril de 2007.