Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Llévate los que quieras, pero que lo entregue cada uno con su DNI"

Cuando se acude a una oficina de Correos para pedir la solicitud de voto por correo, los funcionarios no ponen ningún reparo a quien intenta llevarse más de un impreso. La cosa cambia cuando se les sugiere la posibilidad de que una única persona presente las solicitudes de voto de, por ejemplo, una familia completa. "No, tiene que venir cada persona y presentar su DNI", aclaró un empleado de una oficina del centro de Madrid. Una visita a tres sedes postales de la capital dio idénticos resultados.

El funcionario busca entre los documentos archivados en una estantería, saca el impreso de solicitud del voto por correo y se lo entrega al interesado, que seguidamente pregunta: "¿Puedo llevarme más para mis familiares?". "Claro, toma cinco o seis", responde el trabajador, que aclara de inmediato: "Pero para presentarlos tendrán que acudir ellos personalmente". "Ya, pero es que mi madre sufre una enfermedad y no creo que pueda venir a traer el impreso". El funcionario, como la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, es tajante: "En caso de enfermedad o incapacidad que impida la formulación personal de la solicitud, esta podrá ser efectuada en nombre del elector, por persona debidamente autorizada, acreditando ésta su identidad y representación con documento autenticado por notario o cónsul".

Lo mismo en toda España

La misma respuesta que en las oficinas de Correos madrileñas se obtuvo en una sucursal de Barcelona. En la oficina de la plaza del Ayuntamiento de Valencia, la funcionaria consultada pregunta al interlocutor para qué quiere más impresos: ¿Cuántas veces quieres votar?", dice antes de entregar la solicitud mientras advierte: "Sólo podrás enviarlo tú en persona". Una vez completado el formulario, el solicitante sólo tiene que esperar la respuesta de la oficina del censo electoral del lugar dónde le corresponda votar. En Alicante, un guardia de seguridad entrega al interesado la hoja auxiliar con las instrucciones a seguir junto al impreso y el sobre en el que la información deberá ser remitida. No pone reparos cuando se le solicita más impresos, aunque comenta que en algunos puntos hay escasez de formularios.

En la oficina de la avenida de la Raza de Sevilla, al igual que en Almería, los impresos se encuentran al alcance de todo el mundo en una mesa. En Jerez, Cádiz y Granada, cualquiera puede solicitar varias copias, aunque los funcionarios advierten de que cada elector debe enseñar su DNI al presentarlas. En Málaga, la funcionaria que atendía la ventanilla no puso objeción cuando se le solicitó nueve impresos. Sólo preguntó el motivo de tan masiva demanda. Por el contrario, en Huelva sólo se entrega una solicitud por persona siempre que se muestre el documento de identidad, aunque como el empleado no toma nota del mismo cualquiera podría recoger más impresos en otra oficina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2007