Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educadores y políticos rinden homenaje a Marta Mata

Más de mil personas llenaron ayer el salón de actos del Museo Marítimo de Barcelona para recordar a Marta Mata, la maestra que revolucionó la educación en Cataluña y ocupó cargos políticos como diputada, senadora y concejal.

Políticos y educadores mostraron su afecto y agradecimiento a la homenajeada unas semanas antes de que se cumpla un año de su fallecimiento. El acto fue organizado por la escuela de maestros Rosa Sensat, que ella impulsó, en el día que se conmemora el aniversario de la II República.

El consejero de Educación de la Generalitat de Cataluña, Ernest Maragall, explicó que con la ley de normalización lingüística Marta Mata determinó el presente de la educación. Y es que a lo largo de toda su carrera, la educadora insistió en la enseñanza del catalán. Maragall también dijo que ahora "los retos educativos deben plasmarse en una Ley de Educación de Cataluña".

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, tuvo unas palabras de agradecimiento y destacó el importante papel que la educadora desarrolló como concejala en Barcelona. El presidente de la Diputación de Barcelona, Celestino Corbacho, afirmó que Marta Mata "es el referente de la educación".

Joan Manuel Serrat emocionó a los asistentes cuando cantó algunas canciones en memoria de la pedagoga. El cantautor recordó a Mata "como maestra, como persona y política. Como persona implicada en este país".

Implicada también durante la dictadura, cuando Mata luchó para volver a los valores de las escuelas republicanas. Así nació la escuela para profesores Rosa Sensat, que consiguió formar a maestros que enseñaran de una manera diferente de la que ordenaba el franquismo. Desde entonces la escuela que lideró Marta Mata sigue llenando las aulas de maestros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de abril de 2007