El cambio climático

Consecuencias de la meteorología extrema

El informe del IPCC especifica los impactos que tendrán los fenómenos meteorológicos considerados extremos con sus efectos en diferentes sectores. Estos fenómenos, ordenados en el informe con probabilidad de mayor a menor de que se produzcan, son:

- El calentamiento. Habrá menos días y noches frías, y más jornadas calurosas en la mayoría de las regiones. En la agricultura esto supondrá un aumento de las cosechas en las zonas más frías y una reducción en las más cálidas; se verán afectados negativamente los recursos de agua dulce que dependen de los deshielos y aumentará la tasa de evaporación del suelo. En la salud habrá un descenso de la mortalidad por exposición al frío extremo. En muchos lugares descenderá la demanda energética para calefacción, pero aumentará la refrigeración. Empeorará la calidad de aire en las ciudades; algunas regiones tendrán menos problemas de transporte en invierno. El impacto en el turismo invernal será negativo.

- Olas de calor. Habrá más olas de calor, lo que reducirá las cosechas en las zonas templadas y aumentará los incendios forestales. Habrá mayor demanda de agua potable. Será mayor el riesgo de muertes asociadas a las olas de calor en muchos lugares, y empeorará la calidad de vida de la gente que no tenga vivienda adecuada.

- Lluvias torrenciales. El incremento de las precipitaciones fuertes en muchas regiones supondrá daños en las cosechas y erosión del suelo. Los efectos pueden ser adversos también en el agua dulce por la contaminación. Habrá mayor riesgo de enfermedades. La alteración del comercio y la destrucción de viviendas y transportes serán algunos de los efectos de las inundaciones.

- Sequía. La mayor incidencia de este fenómeno afectará a la degradación de la tierra. Se reducirán las cosechas, aumentará la mortalidad del ganado y el riesgo de incendios forestales. En muchas regiones habrá más dificultades con el agua potable y más problemas asociados a la alimentación y a la escasez de agua, y disminuirá la producción hidroeléctrica. Las sequías provocan migraciones catastróficas de población.

- Tormentas tropicales. Es probable el incremento de la intensidad de las tormentas tropicales, lo que provocará daños en las cosechas, en los bosques y en los arrecifes de coral. La destrucción de infraestructuras puede afectar al suministro eléctrico y de agua dulce. Aumentará el riesgo de muertes, heridas traumáticas y enfermedades. En cuanto a la economía, las empresas de seguros se verán seriamente afectadas.

- Nivel del mar. La subida de las aguas provocarán la salinización del agua dulce en estuarios y algunas zonas costeras, reduciendo su disponibilidad. Aumentará el riesgo de muerte y heridas por las inundaciones. También las grandes migraciones tendrán repercusiones a escala sanitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50