Las cuatro razones del PP para el rechazo

El PP expone cuatro objeciones a la futura ley.

Carga al erario público. Una de ellas se refiere al aumento de la partida del Estado, en un 20% para el próximo año con respecto al actual ejercicio. En efecto, todos los grupos lo defienden sin ambages. Unos porque lo necesitan, y otros porque al desaparecer las donaciones anónimas necesitarán ese aporte del Estado.

Partidos ilegales. La segunda objeción se refiere a que esta ley flexibiliza los supuestos que evitaban las subvenciones a los partidos que pueden ser ilegalizados, lo que abre la puerta a la financiación de Batasuna. El texto señala que se procederá a la retirada de la subvención cuando comience el proceso de ilegalización de un partido.

Condonación de deudas. El PP critica que no se quiera limitar la condonación de créditos, lo que abre la puerta al perdón de las deudas. La ley establece para los partidos las mismas posibilidades que tienen los particulares de negociar sus deudas con los bancos.

Constructores y promotores. El PP reprocha que la ley no impida las donaciones de constructores y promotores a los partidos. La futura ley prohíbe donaciones a los partidos de empresas que tengan contratos con las administraciones, pero no cita ninguna rama profesional en concreto

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS