París-Estrasburgo, a 574 kilómetros por hora

Francia celebró ayer un nuevo orgullo en su historia ferroviaria al conseguir el récord mundial de velocidad sobre raíles: el tren de gran velocidad más rápido surcó las vías entre París y Estrasburgo a 574,8 kilómetros por hora. Es decir: 150 metros por segundo. La cifra supera en 175 kilómetros el AVE español y se aproxima al Maglev japonés, que circula por levitación magnética y que en 2003 alcanzó los 581 kilómetros por hora.

"Es una nueva prueba del éxito de nuestra industria", sentenció el presidente francés, Jacques Chirac.

REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS