Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del mayor atentado en la historia de España

El comisario que hizo el informe sobre ETA y el 11-M nunca habló con Díaz de Mera

El comisario Domingo Pérez Castaño, al que se encargó un informe sobre las vinculaciones de ETA con los islamistas del 11-M, negó ayer que tuviera desavenencias a cuenta de la redacción de ese documento con el comisario general de Información, Telesforo Rubio, y que difundiera rumores sobre esa discrepancia que llegaron a oídos del entonces director general de la Policía Agustín Díaz de Mera.

El comisario Pérez Castaño afirma: "Nunca he hablado personalmente con el ex director general de la Policía Agustín Díaz de Mera, de este ni de ningún otro tema. Ni he tenido directa o indirectamente relación con él".

Castaño recuerda que llegó el 22 de noviembre de 2004 a la Unidad Central de Información (UCI), departamento que realizó el informe sobre vínculos entre ETA y los islamistas del 11-M descartando la participación de los etarras en el atentado de los trenes. Y afirma que dejó ese departamento el 25 de diciembre de 2005, días después de entregar el documento que le pidió el comisario general de Información.

"El motivo por el que causé baja en momento alguno fue por encontrarme presionado en la forma en que debía realizarse informe alguno", asegura. Castaño niega que difundiera rumores sobre cambios forzados en la orientación del informe, como aseguró EL PAÍS citando fuentes policiales.

"No estará contento"

Durante su declaración como testigo en el juicio por el 11-M, el ex director general de la Policía Agustín Díaz de Mera se refirió a la existencia de un informe secreto en el que, según le habían contado, se ponían de manifiesto relaciones entre la banda terrorista ETA y grupos islamistas. Díaz de Mera acabó imputado por desobediencia grave a la autoridad judicial y con una multa de 1.000 euros cuando se negó, pese a la insistencia del tribunal, a revelar la fuente de esta información.

Desde entonces, diversos responsables políticos del PP, partido por el que hoy es eurodiputado el antiguo responsable policial, han valorado esta actitud. El portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, afirmó ayer que conoce al eurodiputado, por lo que imagina que "tampoco estará contento de hacer lo que hizo".

En todo caso, dijo García-Escudero en una entrevista a Europa Press que su "obligación, como cualquier español, es colaborar con la justicia". Díaz de Mera "es un hombre que tiene unos profundos principios de comportamiento", señaló el portavoz popular, por lo que "tendría motivos poderosos para hacer lo que hizo". "Lo ha dicho muy claro Rajoy, la obligación de Díaz de Mera, como cualquier español, es colaborar con la justicia", añadió. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se negó ayer a contestar una pregunta sobre el tema, según informó Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de abril de 2007