Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje a Anita Ekberg

El Aula de la Universidad de Lund, Suecia, tuvo una noche brillante con la presencia, como invitada de honor de los estudiantes, de la legendaria estrella del cine Anita Ekberg. Con la sinceridad que la caracteriza y sin ninguna inhibición a la hora de reprochar a Suecia que no la ha valorado ni, por consiguiente, rendido el homenaje que se merece, la diva dijo que eso no lo ha olvidado y que resulta tarde para perdonar.

Habló de su niñez y adolescencia en Suecia, de su partida a Estados Unidos cuando tenía sólo 19 años, y de su carrera cinematográfica en este país y en Italia, donde alcanzó el apogeo y donde reside desde hace varias décadas.

En casi dos horas de conversación, con una cobertura mediática propia de las grandes figuras, Anita se vio recompensada. En un ambiente cálido y satisfecha del honor que le había dispensado la Asociación Académica de Estudiantes, para una de sus noches con famosos de la cultura, la política o la ciencia, Anita Ekberg habló también sin "pelos en la lengua" sobre otros famosos y famosas con los que compartió trabajos y experiencias.

Del director italiano Federico Fellini dijo que era "fantástico". Que bastaba mirarse mutuamente para "saber qué era lo que cada uno quería", matizando que se refería solamente a su relación profesional. Aunque agregó, que gracias a ella, Federico Fellini fue conocido por el gran público.

No tan positiva fue su referencia de Joan Crawford y "su pasión por el vodka" o de Zsa Zsa Gabor por el aspecto de su rostro después de haber sometido su nariz a la cirugía plástica. Otros nombres como Gary Cooper y Frank Sinatra, con los que se le vinculó sentimentalmente, desfilaron por sus recuerdos.

Pero fue reticente a la hora de confirmar rumores. Lo único de lo que se jactó fue de haber tenido "buen gusto a la hora de elegir un amante". Y cuando una joven estudiante le preguntó sobre "el amor de su vida" la respuesta no se hizo esperar: "That's not your business", es decir, "no es asunto tuyo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de abril de 2007