Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EL CONTENIDO DEL MENSAJE: El dato pierde frente a la historia humana

El profesor de dirección de personas del Iese Business School, José Ramón Pin, considera que la mayor oportunidad que le ofrecía el programa fue lo que menos aprovechó el presidente. "Un centenar de personas, no periodistas, van a aportar mucha credibilidad, porque van a preguntar basándose en su historia personal. De hecho, es lo que hicieron todos. Desde el joven que pide un piso hasta Jesús Cerdán, el señor que le interroga sobre el café", explica Pin, que a su currículum como profesor de directivos une el haber sido político del PP.

"Zapatero supo en todo momento explicar lo que ha hecho el Gobierno, y explicarlo bien, con calma, como por ejemplo, la Ley de Igualdad", continúa.

"Pero tal vez el error estuvo en que a las preguntas planteadas, siempre resultado de una historia personal, él respondía con datos macroeconómicos. Las medias aritméticas de las encuestas no existen en la realidad: cada ciudadano tiene su experiencia particular y contraponer a eso datos y datos le hizo perder credibilidad". Pin pone un ejemplo: el joven de 19 años que vive en casa de sus padres y pregunta a Zapatero qué piensa hacer para que pueda comprarse un piso. "Y Zapatero respondió que los pisos en España suben ahora menos que hace años, un tanto por ciento menos. Eso no es una respuesta a esa pregunta", afirma Pin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de abril de 2007