Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico despliega 800 agentes para la operación Semana Santa que durará hasta el 9 de abril

La Dirección General de Tráfico (DGT) desplegará en Galicia 800 agentes durante la operación especial de Semana Santa en la que se esperan un total de 1,5 millones de desplazamientos por carretera hasta el final de la campaña, que se prolongará hasta el 9 de abril.

El dispositivo especial incluye 12 radares fijos operativos, así como otros siete que se ubicarán en 18 cabinas de medición ya instaladas, que cambiarán de posición a lo largo de estos días festivos.

El responsable del Centro de Gestión de Tráfico en Galicia, Ramiro Martínez, apeló a la paciencia de los conductores que se desplacen por la comunidad en los próximos días e invitó a los conductores a no ponerse metas al volante porque éstas llevan a "realizar maniobras antirreglamentarias". Asimismo, incidió en el uso del cinturón de seguridad, en que se evite el exceso de velocidad, el consumo de alcohol y se extreme la precaución en los desplazamientos por carretera que el año pasado dejaron 16 fallecidos en Galicia.

También advirtió de las consecuencias del "exceso de confianza" de los conductores en los desplazamientos de corta distancia. Sobre esta cuestión, Martínez recordó que estudios recientes reflejan que un 70% de los fallecidos en carretera mueren en municipios de la misma provincia de procedencia y un 40% en su mismo municipio. El operativo especial de Semana Santa se prolongará hasta la medianoche del lunes día 9 de abril, jornada que será festiva en varias localidades gallegas.

Entre los puntos conflictivos en Galicia, la DGT destacó los accesos a las grandes ciudades por carreteras nacionales y autonómicas. En principio, no se esperan problemas en las zonas de playa debido a que las condiciones meteorológicas no acompañarán durante estos días.

Obras en O Salnés

En concreto, en la provincia de A Coruña, la AC-12 (antigua N-VI), la AC-11, la N-550 y la Autovía A-6, serán las vías que presenten mayores problemas, junto con la Travesía del Milladoiro y Santiago (N-550). También Tráfico apuntó problemas en el retorno en los peajes de Cecebre, Macenda y Teo, así como en el acceso a la ciudad de Ferrol, y en la Autovía del Noroeste, A-6, con el entronque con la AP-9.

En la provincia de Lugo, se esperan retenciones en la N-634, en el tramo entre Ribadeo y Barreiros -que es la zona afectada por las obras de la Autovía del Cantábrico A-8-, y en la N-642 en la costa de A Mariña lucense.

En la provincia de Ourense se esperan retenciones en los accesos y salidas a Ourense por la N-120, la N-525 y la OU-540.

En Pontevedra, se prevén retenciones en la A-52 en el retorno a Vigo, en la A-55 en el acceso a esta ciudad, así como en la carretera entre Baiona y Puxeiros; en el puente internacional de entrada y salida a Portugal; en la Travesía de Caldas de Reis N-550 y en la N-640 de acceso a Vilagarcía. La Dirección General de Tráfico pidió, además, "extremar" las precauciones en las vías de O Salnés y del Barbanza porque están en obras, aunque se paralizarán durante estos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2007