Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inaugurada en Sanlúcar una planta solar que producirá energía para abastecer a toda Sevilla

La plataforma, de 300 megavatios de potencia, evitará la emisión de 600.000 toneladas de CO 2

Sanlúcar de la Mayor (Sevilla) se convirtió ayer en referente mundial en la producción de energía termosolar, con la puesta en marcha de la Plataforma Solar construida por Solúcar, cabecera del grupo Solar de Abengoa. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y los copresidentes de Abengoa, Felipe y Javier Benjumea, resaltaron la magnitud del proyecto, que tiene una inversión prevista de 1.200 millones de euros, y que con 300 MW de potencia estará a pleno rendimiento en 2013. La planta producirá energía suficiente para abastecer a 180.000 hogares, tantos como los que existen actualmente Sevilla.

Además, la planta evitará la emisión de más de 600.000 toneladas métricas de CO2

a la atmósfera. Las dos primeras centrales que han entrado en funcionamiento ya son la denominada PS10, primera central de energía solar termoeléctrica de tecnología de torre construida en el mundo para operar de forma comercial, y la Sevilla PV, mayor planta fotovoltaica con sistema de baja concentración.

La central solar PS10 con 11 megavatios de potencia generará 24,3 GWh al año de energía limpia y está compuesta por 624 helióstatos de 120 metros cuadrados cada uno y una torre de 115 metros de altura. Para su funcionamiento, los helióstatos se mueven de forma automática en función del calendario solar. El reflejo solar se concentra en el receptor en la parte superior de la torre, y éste aprovecha la energía recibida para producir vapor de agua que se turbina para producir energía eléctrica suficiente para abastecer a 6.000 hogares. Esto evitará la emisión de 18.000 toneladas de CO

2 anuales.

La central Sevilla PV está compuesta por 154 heliostatos compuestos de placas de silicio que producen electricidad al recibir la radiación solar. Esta instalación fotovoltaica de 1,2 megavatios evitará la emisión a la atmósfera de 1.800 toneladas de CO2 anuales.

Las siguientes centrales de la Plataforma de Sanlúcar la Mayor se irán construyendo, de forma escalonada, durante los próximos seis años hasta convertirse en un macroproyecto de distintas tecnologías con centrales termoeléctricas de torre, colectores cilindro-parabólicas, discos Stirling, y fotovoltaica de alta y baja concentración.

Actualmente están en fase de construcción PS20, central solar termoeléctrica de torre de 20 megavatios, similar a PS10, y una planta de demostración de colectores cilindro-parabólicos, cuya tecnología se va a utilizar en las centrales Solnova, 1 y 3, ambas de 50 MW de potencia y que comienzan a construirse a partir de abril.

1.000 empleos

La Plataforma Solar de Sanlúcar la Mayor de Abengoa, va a contribuir notablemente a desarrollar la economía de los municipios del Aljarafe, ya que va a permitir la creación de 1.000 puestos de trabajo durante la fase de fabricación y construcción de la Plataforma, así como unos 300 para el servicio y mantenimiento del conjunto de las centrales.

Durante el acto de inauguración Manuel Chaves señaló que la entrada en funcionamiento de esta plataforma convierte a Andalucía "en referente mundial de la producción termosolar y, también, del conocimiento y la investigación en torno a esta fuente de energía alternativa". "Más aún, a partir de este momento, Solúcar pasa a ser pionera en la explotación de plantas termosolares en Europa, y a contar con la primera central con tecnología de torre en operación comercial a nivel internacional", especificó.

El presidente de la Junta cerró su intervención indicando que la planta industrial inaugurada "nos da cierta idea" de lo que los andaluces son "capaces de hacer". "De lo que somos capaces como Comunidad en general y también de lo que somos capaces en particular como trabajadores, científicos, empresarios o políticos", añadió Chaves, quien a modo de eslogan concluyó con las frase: "Estos son nuestros poderes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2007