Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plaza Mayor, parada ¿y fonda?

El Ayuntamiento ofrece la Casa de la Carnicería al Estado para abrir un parador de turismo

El Ayuntamiento de Madrid pretende que la Casa de la Carnicería, uno de los inmuebles históricos de la plaza Mayor, se convierta en un parador nacional. El responsable municipal de Economía, Miguel Ángel Villanueva, sorprendió ayer en el pleno municipal al anunciar que entablará conversaciones con la Administración General del Estado para que el edificio forme parte de la Red de Paradores. El organismo gestor de esos establecimientos, Turespaña, aún desconoce la propuesta, pero se compromete a estudiarla. Asegura que cada mes recibe una decena de ofertas similares de toda España.

El Ayuntamiento prepara las maletas para mudarse desde la Casa de la Villa, su sede histórica, al edificio de Correos, en la plaza de Cibeles. Y muchas oficinas municipales quedarán desiertas. El plan de reordenación de las dependencias municipales afecta a la Junta Municipal de Centro, que será trasladada a un edificio que está siendo rehabilitado en el número 72 de la calle Mayor, frente a la Casa de la Villa. Por eso, su sede actual, en la Casa de la Carnicería, quedará deshabitada.

Ahora el equipo de gobierno se ha propuesto convertir la Casa de la Carnicería en el primer parador de turismo de la ciudad, "para aprovechar la riqueza histórica del inmueble y respetar el patrimonio". El responsable de Economía de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, presentó ayer por sorpresa durante la celebración del pleno municipal la iniciativa. Porque a raíz de una propuesta del Grupo Municipal Socialista para que se "suspendieran los estudios para convertir la Casa de la Carnicería en un hotel de lujo", Villanueva anunció la intención de convertirlo en un parador.

Un portavoz de Turespaña, el órgano que gestiona la Red de Paradores Nacionales, asegura que aún no se han mantenido contactos para que el edificio madrileño se sume a los establecimientos que controla el Ministerio de Industria y Turismo. "Recibimos unas 10 solicitudes mensuales de las distintas provincias para aprovechar edificios históricos. Ofrecen castillos, conventos... Al final sólo unos pocos se integran en el grupo", explica el mismo portavoz. Por su parte, Villanueva explica que la idea parte con ventaja respecto a otras propuestas: "Es un inmueble histórico, en plena plaza Mayor de Madrid, ciudad donde no hay ningún parador...".

Titularidad pública

Desde Turespaña precisan, además, que el Ayuntamiento tendrá que traspasar el edificio a Patrimonio del Estado, que gestiona los hoteles turísticos. "Habrá que estudiarlo. Lo importante es que se mantenga la titularidad pública y no se enajene", sostiene Villanueva. Ahora el Consistorio tendrá que enviar su propuesta al Ministerio de Industria y Turismo, para que decida si le interesa el proyecto. El proceso puede ser largo.

La Casa de la Carnicería, en el número 3 de la plaza Mayor, tiene espacio para albergar 40 habitaciones, según Villanueva. Detrás del inmueble está el parque de bomberos de la calle Imperial, que podría unirse al proyecto. El inmueble fue reconstruido en 1631 tras ser devastado por un incendio. Cuenta con amplios soportales porticados y con dos torres angulares que rematan los cuerpos laterales.

Los grupos de la oposición rechazaron la propuesta municipal, por el riesgo que supone para un lugar tan emblemático para la plaza Mayor. "Pedimos que se mantenga su uso como equipamiento público. No es el sitio más adecuado para un parador", reclamó el edil socialista José Manuel Rodríguez. Por su parte, IU calificó la idea municipal como una "aberración" y alertó del riesgo de "trocear la plaza Mayor".

Una de las mayores objeciones al proyecto municipal es el acceso de vehículos al futuro alojamiento de calidad. "Habrá que estudiar soluciones. Tendremos que acordar con el Ministerio de Industria y Turismo cómo conservar y ensalzar el patrimonio municipal".

Si la iniciativa municipal triunfa, la ciudad de Madrid contaría con un establecimiento de la red que se inició a partir de que, en 1928, se abriera el parador de Gredos. Ahora existen 91 paradores nacionales con más de 10.000 plazas. En la región sólo hay uno en Chinchón y otro en construcción en Alcalá de Henares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de marzo de 2007