Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Yo juego; lo otro lo lleva mi hermano"

Ronaldinho espera que se resuelva pronto su futuro y dice que no le gustó perder el 10 de Brasil

Ronaldinho regresó ayer a Barcelona, procedente de Suecia, después de competir con la selección de Brasil, y por sus declaraciones se desprende que su futuro inmediato todavía no está resuelto por más que su contrato con el Barça no expire hasta 2010. Al ser preguntado por la posibilidad de prorrogar su acuerdo con la entidad azulgrana o fichar por el Milan, como se especula desde Italia, el delantero respondió: "Yo juego; lo otro lo lleva mi hermano. Únicamente estoy preocupado por esta temporada, por jugar, y esperando que se solucione todo esto lo más rápido posible".

¿Que se solucione el qué?, se le preguntó. "A mi sólo me toca jugar, la otra parte es de mi hermano", reiteró Ronaldinho. Roberto de Assis, el hermano, es también su agente y el de Oliveira, circunstancia que le lleva a menudo a Milán. "Ronaldinho tiene contrato hasta el 2010 y es feliz en el Barcelona", argumentó Roberto. "Lo que sé, lo sé por la prensa, que si un día el Barça no quisiera más al jugador, él [presidente del Milan] estaría listo para ficharle; pero esas fueron las palabras del presidente del Milan, no las mías. Yo no he hablado nada ni confirmado nada". Unas manifestaciones que no concuerdan con las que recoge la prensa italiana, reiterativa en señalar que "el hermano de Ronaldinho se deja querer" por el Milan. "Puede ocurrir de todo", habría dicho Roberto a los periodistas italianos. "Con el club milanés tenemos una relación especial. Hay que ver cómo se divierten jugando juntos Kaká y Ronaldinho".

"Yo creo que mi hermano nunca hablaría en estos términos", intervino ayer el propio Ronaldinho cuando se le requirió por el anuncio de Roberto en el sentido de que el futuro del jugador se resolvería en dos semanas. Y reiteró: "Yo sólo estoy centrado en el juego y mi hermano se ocupa de los demás asuntos. Ahora estoy cansado después de disputar dos partidos consecutivos, pero mañana [por hoy] ya comenzaré a trabajar con el plan de recuperación a fin de estar al cien por cien el fin de semana".

El club azulgrana sospecha que Roberto pedirá una mejora del contrato de Ronaldinho, cuyos ingresos ya han sido revisados en, al menos, dos ocasiones desde su llegada a Barcelona en 2003, e incluso se negoció en su día la ampliación del acuerdo hasta 2014, extremo que se niega desde la junta directiva.

La directiva azulgrana está preocupada igualmente por la posible participación de Ronaldinho en la Copa América, torneo que le impediría acabar la temporada con el Barça, puesto que se disputa del 26 de junio al 15 de julio en Venezuela. "Todavía no he hablado con el seleccionador de Brasil sobre la Copa América", desveló ayer el jugador. "Ahora quiero darlo todo en los próximos partidos y al final decidiré qué hago; si me siento cansado, se lo diré, pero si me siento bien y él me convoca, iré". El delantero mostró finalmente su malestar con Dunga, el seleccionador brasileño, por retirarle la camiseta con el 10 en favor de Kaká y entregarle el 7: "No me gustó, pero ¿qué puedo hacer? Me toca jugar y marcar goles, seguir con mi racha"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de marzo de 2007