Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fusión de NYSE y Euronext crea el mayor operador bursátil

La nueva plataforma comenzará a cotizar en una semana

El New York Stock Exchange (NYSE) superó ayer el último trámite que le quedaba para poder fusionarse con la plataforma paneuropea Euronext, en una operación valorada en 14.000 millones de dólares (10.700 millones de euros) y de la que nacerá el primer operador bursátil intercontinental. NYSE-Euronext, como se conoce a la nueva entidad, controla ya el 91,42% del capital, lo que le permitirá empezar a cotizar en una semana.

El camino se allanó en diciembre pasado, cuando los accionistas de las dos plataformas dieron su aprobado a la combinación de sus operaciones. La Deutsche Boerse también se postuló para forjar una alianza con Euronext, integrada por las bolsas de París, Bruselas, Amsterdam y Lisboa, y que gestiona además en Londres el mercado de derivados y futuros Liffe, un activo muy valioso para que el parqué neoyorquino atraiga nuevos clientes.

El NYSE y Euronext anunciaron un acuerdo para combinar las dos plataformas a finales de mayo de 2006, en lo que se calificó como una fusión entre iguales. Para convencer a los accionistas, el NYSE propuso el pago de 21,32 euros en efectivo por cada título del Euronext y el intercambio de sus acciones por 0,98 de la nueva entidad, el NYSE-Euronext. El nuevo operador bursátil será el mayor del mundo en términos de capitalización bursátil, triplicando al London Stock Exchange, y por valor de las empresas cotizadas.

Tras ejecutarse el grueso del intercambio de acciones, el NYSE-Euronext controla ya el 91,42% del capital y el 92,22% de los derechos de voto, según informó el regulador bursátil francés (AMF), aunque los números finales derivados de la transacción se conocerán el próximo viernes. El 59% del nuevo grupo estará en manos de los accionistas de la sociedad estadounidense y el resto pertenecerá a los inversores de la europea, según AMF.

El objetivo era tener cerrada la operación para la primavera de este año, tras superar todos los trámites reguladores necesarios y las consultas con los accionistas. Así, se cumple con los planes previstos previamente por las protagonistas de la fusión. Marshall Carter, presidente del grupo NYSE, espera que la nueva entidad empiece a cotizar el próximo 4 de abril en Nueva York y en París. Se trata, además, de la segunda fusión orquestada por John Thain, consejero delegado de la Bolsa neoyorquina, que en diciembre de 2005 adquirió la plataforma electrónica Archipelago Exchange, con sede en Chicago.

Pero quizás lo más relevante sea la presión que el NYSE ejerce frente a otras bolsas internacionales. Tokio Stock Exchange ya está explorando la posibilidad de combinar sus operaciones con la nueva NYSE-Euronext, mientras que la plataforma electrónica Nasdaq intenta desde hace meses a la desesperada forjar una alianza similar con el London Stock Exchange, que a su vez también está planeando expandir su negocio en Asia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 2007