Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maduros, moteros... y amigos

John Travolta, Tim Allen y Ray Liotta se reúnen en Madrid para promocionar 'Cerdos salvajes' y pasárselo bien

Superan los 50, son estrellas de la gran pantalla, tratan de mantener un pacto con el diablo y mostrar un rostro con menos arrugas como si se hubieran dejado seducir por la era metrosexual, y dicen estar en el mejor momento de su vida. John Travolta, Tim Allen y Ray Liotta aparecieron ayer en Madrid para presentar su último trabajo, Cerdos salvajes, una película que ha recaudado 92,8 millones de euros en Estados Unidos en las cuatro semanas que lleva en cartelera.

El filme cuenta la historia de cuatro amigos que deciden lanzarse a la carretera subidos a sus respectivas Harley Davidson y romper su monótona vida por una aventura sobre ruedas. No eran amigos, pero después del rodaje de la película mantienen una buena relación y tratan de pasárselo lo mejor posible. Comparten su afición por las motos, incrementada después de haber corrido por las carreteras americanas. La pasión de Travolta por los motores es bien conocida y en su casa posee al menos un par de aviones.

Los actores, que estuvieron el lunes en Toledo, hablaron de su experiencia como moteros y de lo contentos que están con el éxito de su comedia en la que comparten cartel con Martin Lawrence, William H. Macy y Marisa Tomei. Cerdos salvajes, dirigida por el director Walt Becker, se estrenará en los cines españoles el próximo 13 de abril en 300 salas.

John Travolta, que no paró de reír y hacer bromas con su compañero Tim Allen durante el tiempo en que se sometieron a las preguntas de los periodistas, se refirió a su carrera cinematográfica y a los cientos de oportunidades que ha tenido a lo largo de su vida, haciendo caso omiso de los estrepitosos fracasos que ha ido cosechando a lo largo de su carrera. Pasó de ser icono de la juventud en 1977 con Fiebre del sábado noche a estar desaparecido de la gran pantalla hasta que fue recuperado por Tarantino en Pulp fiction (1990). Travolta, que hace algún que otro paso de baile en Cerdos salvajes, tiene pendiente de estreno la comedia musical Hairspray, adaptación del musical de Broadway, basado en el filme de John Watters. Y será probablemente en septiembre cuando empiece a rodar Dallas, donde interpretará al malvado J. R., el filme basado en una exitosa serie de televisión de los ochenta. "Ya he cobrado, así que seguro que se rodará", dijo Travolta.

El cómico Tim Allen, que el lunes estuvo visitando Toledo con el resto de sus compañeros, dijo sentirse cómodo con sus papeles en la comedia y que no le va nada el actuar en otro tipo de películas. "Una vez hice de malo y el fracaso fue total".

Mascando chicle y con un vaso de café de una conocida cadena americana, Ray Liotta fue bastante parco en palabras. Algo molesto por no figurar en el cartel de la película dijo al respecto: "Falta alguien, pero no quiero decir nada más sobre el tema".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 2007