Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La batalla eléctrica

E.ON llega a caer un 2,2%, pero se recupera tras la nota de la CNMV

La multinacional alemana E.ON, empeñada en llevar adelante la OPA sobre Endesa, dio ayer la callada por respuesta a todos los intentos de obtener una declaración sobre las vicisitudes en la adquisición de la empresa española.

Mientras, en la Bolsa de Francfort las acciones de la alemana bajaban un 2,2%, la mayor caída ante la noticia del intento de Enel y Acciona de unir fuerzas para lograr la mayoría en Endesa. La caída se corrigió por la tarde, cuando se publicó que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) posponía la posibilidad de una oferta conjunta de italianos y españoles. La acción de E.ON subió y al final perdió un 0,63%.

Los comentarios en la Bolsa apuntaban a que, tras la decisión de la CNMV, la victoria de E.ON puede convertirse en pírrica: "Los accionistas de E.ON pierden poco a poco la paciencia y empiezan a hartarse de lo cara que les puede salir la operación", comentaba una cronista en el canal de noticias N24. El tono general de las informaciones de las agencias en Alemania era negativo para E.ON, que sin duda dejará pelos en la gatera en esta OPA.

Las crónicas sobre el tema fueron un tobogán. En la mañana se daba la operación por perdida para el grupo alemán. "La lucha del consorcio E.ON para la adquisición de la española Endesa está de momento perdida", informaba la francesa France Presse. La alemana DPA: "Los planes de adquisición del gigante alemán de la energía E.ON, condenados al fracaso". En la central de Düsseldorf, E.ON se refugiaba en el silencio y en no comentar las noticias.

Una información de Reuters recogía la intención de E.ON de estudiar las consecuencias jurídicas de la propuesta de Enel y Acciona. Al mismo tiempo, aseguraba: "continuamos con nuestra oferta". Además, E.ON advertía: "Estamos examinando las consecuencias jurídicas que se derivan del actual desarrollo".

La liebre y el erizo

"El doctor Blau [Peter Blau, jefe de prensa de E.ON] les llamará a las 14.30", aseguraban en el departamento de prensa. A las 18.00: "El doctor Blau sigue reunido". El analista Stephan Wulf de la banca Sal. Oppenheim calificó de excelente la estrategia de Enel, "sólo con la declaración de hoy [por ayer] resulta muy improbable que E.ON tenga éxito. Es previsible que E.ON fracase y Enel declare después que no ha conseguido un acuerdo con Acciona".

Una crónica recurre a la fábula popular recogida por los hermanos Grimm de la liebre y el erizo para reflejar la situación de E.ON. Una liebre y un erizo apuestan para decidir quién gana una carrera. La liebre sale a toda velocidad, pero en la meta se encuentra un erizo. No es el mismo erizo, sino otro que se colocó allí. No advierte el engaño y sigue apostando una y otra vez. Cae la liebre siempre en la trampa y sigue apostando y corriendo hasta que cae muerta de agotamiento. E.ON puede correr la misma suerte que la liebre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007