Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluïsa Forrellad publica en catalán la obra con la que ganó el Nadal en 1953

La autora de 'Sempre en capella', de 79 años, ultima tres novelas más

Un total de 53 años después de ganar el premio Nadal con la novela Siempre en capilla, Lluïsa Forrellad (Sabadell, 1927) recupera la versión catalana que ella misma realizó en 1966 y que había guardado en el cajón, Sempre en capella. "La traduje para mí misma, por el gusto de verla en catalán. Nunca se me ocurrió publicarla, pero Angle Editorial me la pidió y se la di", explica Forrellad, que el año pasado rompió su silencio literario de más de medio siglo con la novela Foc latent, también en Angle (Espasa Calpe, en castellano), que lleva ya cuatro ediciones.

Fue su primera y única obra publicada hasta su reaparición, la galardonada con el Nadal, la "culpable" de este prolongado letargo literario, que le valió el apodo de "escritora fantasma". Ella atribuye este retiro voluntario al "bloqueo" y a la "revolución interna" que sufrió a causa del éxito de crítica y público de Siempre en capilla. De la obra se llegaron a realizar 30 ediciones. "Yo tenía sólo 26 años. El premio me abrió unas puertas, pero yo misma las cerré porque lo que encontré no me gustó", recuerda. "Me solicitaban para hacer conferencias, asistir a inauguraciones, ser jurado de premios, incluso para ser fallera en Valencia... Aquello era excesivo para alguien que no buscaba eso. Así que acabé por retirarme, aunque sabía que esto generaba resentimientos", admite la novelista. Su condición de mujer joven jugó también en su contra: "Me sentía perseguida, me cansé de que me atribuyeran novios, de que me compararan con Carmen Sevilla o me llamaran Miss Nadal...", lamenta Forrellad, tras recordar que la primera entrevista que se le hizo por teléfono la noche del premio Nadal, el periodista le preguntó: "Señorita: ¿es usted guapa?".

La decepción la apartó de la esfera literaria pública, pero no le hizo abandonar su pasión: durante ese medio siglo de "reclusión" ha seguido escribiendo, y mucho. Angle tiene tres novelas más de Forrellad a punto para publicar. Y trabaja en otras tres, "acabándolas", que no desvela.

Forrellad destaca la "modernidad" de la obra con la que ganó el Nadal, muy elogiada. "Si una novela tiene calidad, no tiene época", afirma la autora, que asegura que en la traducción no ha querido introducir ninguna modificación respecto al original castellano. La obra narra la historia de tres jóvenes médicos (la profesión que ella no pudo estudiar por no tener el bachillerato) que buscan un remedio para combatir una epidemia de difteria que se extiende sin control por un barrio deprimido del Londres de finales del XIX.

El entusiasmo con el que el público ha recibido su retorno a la arena literaria (ha vendido más de 20.000 ejemplares de Foc lent) no inquieta a esta escritora que está a punto de cumplir los 80 años. "Ahora estoy más curtida y más preparada que a los 26", asegura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de marzo de 2007