Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete muertos y más de 20 heridos en un accidente aéreo en Rusia

El avión siniestrado era un Tupolev-134 que hizo un aterrizaje de emergencia en Samara

Al menos siete personas perecieron ayer en Rusia cuando un avión aterrizó en el aeropuerto Kurumoch, de la ciudad de Samara, a orillas del Volga, y un ala del aparato golpeó la pista. Afortunadamente, no se desató un incendio después del difícil aterrizaje, realizado en condiciones de una densa neblina, lo que salvó la vida a decenas de pasajeros. El Tupolev-134 cubría la ruta Surgut-Samara-Bélgorod y llevaba a bordo a 57 personas, de las que siete eran tripulantes.

El Ministerio de Situaciones de Emergencia informó de que 23 pasajeros han sido hospitalizados y seis se encuentran en estado crítico. La fiscalía ha incoado una causa penal por considerar que el accidente se produjo debido a un error del piloto, aunque no descartan otras posibilidades.

En un primer momento se había informado de que se había producido un fallo en el tren de aterrizaje, por lo que el avión había tenido que tomar tierra sobre su fuselaje. Pero según la fiscalía, el accidente se produjo después de que el Tu-134 aterrizara 400 metros antes del comienzo de la pista. La compañía Utair, a la que pertenecía el aparato, organizó un vuelo especial para llevar hoy a Samara a los familiares de las víctimas mortales y heridos.

Los Tupolev-134, el avión de pasajeros más utilizado en Rusia para cortas y medias distancias, comenzaron a volar en 1963 y hace 20 años que no se fabrican. Tanto este modelo como los Tu-154, por decisión del Gobierno, deben dejar de volar en Rusia en los próximos cinco años y ser reemplazados por aparatos más modernos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de marzo de 2007