Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Platini se estrena de forma implacable

La UEFA castiga siete meses a David Navarro y cuatro encuentros a Marchena por la tangana de Mestalla - Los interistas Burdisso y Maicon se perderán seis partidos; Córdoba, tres, y Cruz, dos - Valencia e Inter deberán pagar 155.772 euros

La Comisión de Disciplina de la UEFA cargó ayer duramente contra el Valencia y el Inter, los dos clubes protagonistas de la bronca del pasado día 6 en Mestalla, al final del partido de vuelta de los octavos de final de la Champions que clasificó a los valencianistas. Menos de dos meses después de estrenar presidente, el francés Michel Platini, la UEFA ha querido imponer un castigo ejemplarizante que pasa por una larga lista de sancionados. A la cabeza, David Navarro, el central valenciano suspendido con siete meses de competición por haber salido aquella noche del banquillo a darle un puñetazo a Burdisso, del Inter, a quien le rompió la nariz. No se va de rositas el argentino Burdisso, castigado con seis partidos por tratar de golpear a Marchena después de que éste lo provocara con algunos comentarios que no se han conocido. El mismo castigo que Burdisso recibe su compañero Maicon, el lateral brasileño que persiguió a David Navarro y le lanzó una patada en el aire que golpeó con los tacos en el cuerpo del central.

La FIFA debe decidir si extiende la sanción a otras competiciones, entre ellas la Liga

"Más que una sentencia es un bofetón", dice Massimo Moratti, el dueño del Inter

El mayor daño para el Valencia son los cuatro encuentros de inhabilitación a Marchena, señalado como el instigador de la gresca, puesto que el futbolista sevillano es considerado una pieza clave para el entrenador, Quique Flores, en el intento de superar al Chelsea en los cuartos de final de la Champions, el día 4 en Stamford Bridge y el 10 en Mestalla. Marchena, que era capitán del Valencia en el momento de la bronca, ha defendido desde entonces que él no agredió a nadie, sino que intentó protegerse del ataque de Burdisso. En las imágenes de televisión se observa que el jugador sevillano repele el intento de agresión de Burdisso, aunque no llega a golpearlo. "Soy inocente. Yo no hecho nada", repitió ayer Marchena antes de saber el contenido de la resolución.

El Valencia y el Inter tienen ahora tres días para anunciar que presentarán sus recursos ante el Comité de Apelación de la UEFA y, si éste les falla, ante el Comité de Arbitraje Deportivo (TAS), el equivalente a la casación en el deporte.

La UEFA, además, solicita a la FIFA que extienda la suspensión de siete meses a Navarro a otras competiciones, en este caso la Liga española. Eso supondría el arrumbamiento del defensa no sólo hasta el final de campeonato sino también para los primeros meses del próximo. Navarro se entrenó ayer en el equipo titular en compañía de Albiol para cubrir la baja del sancionado Ayala para el choque liguero del sábado en Mestalla ante el Racing.

La dureza de la UEFA en este caso contrasta con la mayor laxitud de la FIFA en el pasado Mundial de Alemania, cuando castigó con tres partidos al capitán de Francia, Zidane, por propinarle en la final ante Italia un cabezazo en el pecho a Materazzi después de que éste lo hubiera insultado. Al central italiano del Inter le cayeron dos encuentros. Al retirarse del fútbol después de la Copa del Mundo, Zidane pudo cambiar la sanción por trabajos humanitarios con niños y jóvenes siguiendo programas de la FIFA.

Los otros dos condenados por los incidentes de Mestalla han sido los interistas Córdoba, con tres partidos, y el delantero Cruz, con dos, ambos por tratar de cazar con sendas patadas a Navarro en su huida hacia el vestuario tras haber golpeado a Burdisso. Sin embargo, han sido exculpados el portero suplente Toldo y el segundo entrenador interista, Mihailovic, a pesar de haber irrumpido en el vestuario valencianista en busca del huido Navarro.

La UEFA también ha impuesto a cada uno de los clubes una multa de 155.772 euros. El Valencia ya había abierto un expediente a David Navarro que incluye una posible sanción de 5.000 euros, la mitad de la cual está dispuesto a pagarla su amigo Marchena. Éste espera entrar mañana en la lista de Luis Aragonés para la cita de España ante Dinamarca del día 24 en el Bernabéu. Las ausencias de los centrales Puyol y Pablo por sanción abren el regreso de Marchena a la selección, ausente desde el pasado Mundial, curiosamente ahora que el jugador del Valencia ha encontrado un puesto en el medio del campo que le sienta como un guante. Hace meses que no actúa en el centro de la defensa, posición en la que disgusta a Quique Flores.

La sentencia de la UEFA sentó como un tiro tanto en el Valencia como en el Inter. "Más que una sentencia, es un bofetón", dijo el presidente del Inter, Massimo Moratti. "Seguramente presentaremos recursos", añadió. El Valencia a su vez anunció que recurrirá tanto las sanciones a Marchena y a Navarro como la multa económica al club. Y que llegará hasta el final. La entidad de Mestalla ha contratado los servicios de Juan de Dios Crespo, prestigioso especialista en derecho deportivo internacional. Éste se puso ayer a estudiar el caso. Mientras la sentencia no sea definitiva, la FIFA no puede apartar a Navarro de la Liga española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 2007