Reportaje:

Una Liga a trompicones

Técnicos y ex jugadores analizan un torneo descolorido por la irregularidad de los aspirantes y el menor brillo de las estrellas

La Liga no tiene dueño. La Liga no tiene cara, estrella, nombre de futbolista que firme una temporada incontestable. La Liga, dice Vicente del Bosque, "ha bajado en calidad". Las estadísticas sustentan su afirmación: sólo siete puntos separan al Atlético, el último equipo en puesto europeo, del Barça, el líder. Al Sevilla, que pasa por gigante de nuevo cuño, le entra el tembleque cada vez que puede anunciar su candidatura al título -"cada vez que hemos podido reafirmar el liderato hemos fallado ante rivales fáciles", dice Juande Ramos, su técnico-. Y el Madrid, que siempre regaló a los espectadores delanteros de época, sólo ha marcado 35 goles en 26 partidos, contados los tres que logró en el Camp Nou. El juego desmelenado y a ratos brillante del clásico, dicen los veteranos, es la excepción en un torneo "sin hegemonías", en el que la irregularidad de los equipos punteros se explica a través de los sueños, de los presupuestos y porque el Barça "ha fallado".

Fernando: "Messi es el mejor del mundo. Lo que él hace no lo puede hacer Ronaldinho. Al revés, sí"
Del Bosque: "Están apareciendo jóvenes buenos, como Iniesta, Navas o Albiol. Poco más"

Más información

- Del Bosque: "El Barça ha perdido pujanza". "Ha bajado un poco la calidad del campeonato, pero lo que se ha perdido ahí se ha ganado en emoción", afirma el ex técnico del Madrid. "No hay dominador", continúa; "la Liga está mucho más abierta porque no hay hegemonía de ningún equipo. Sin embargo, los hay con mucho mérito: el Sevilla, el remonte del Valencia y hasta lo del Madrid, que, sin llegar a hacer un buen fútbol, está ahí, aguantado por los resultados". Del Bosque, que es madridista viejo, mide el empate del clásico (3-3) desde una doble perspectiva. Una, la del aficionado: "Me dejó la sensación de que jugamos muy bien, de esperanza ante el futuro y de rabia por no ganar un partido que se tenía en la mano". La otra, la del analista: "Hasta el clásico, parecía que el nivel de la Liga había bajado y que cualquiera podía ganar en cualquier sitio. El Barça ha perdido pujanza, no es el equipo dominador de antes. ¿Las estrellas? Están apareciendo jóvenes buenos, como Iniesta, Navas o Albiol. Poco más. En ese sentido, la lesión de Eto'o ha sido clave y es cierto que han bajado Deco y Ronaldinho".

- Eusebio: "Cada vez está más caro ganar". "Lo que le pasa a esta Liga es que no hay regularidad", cuenta Eusebio, segundo entrenador del Barça; "hemos tenido dos años muy regulares y así, victoria a victoria, descolgamos a los demás. Este año nadie está siendo muy regular y por eso todo está muy igualado". "Hasta ahora", dice, "se imponían la mejor plantilla y los presupuestos, pero cada vez está más caro ganar: al final, cuenta el rendimiento del equipo. Cuadros de menor presupuesto, como el Recreativo, dan una regularidad alta".

- Monchi: "La igualdad no significa decadencia".

Ramón Rodríguez, Monchi, secretario técnico del Sevilla, lo tiene claro: "¿Qué significa calidad? ¿Que el líder saque 20 puntos al segundo? Yo creo que la igualdad que hay no significa decadencia. El nivel está más igualado, pero por arriba, no por abajo. Cada vez quedan menos jugadores deslumbrantes en el fútbol. ¿Quién fue la estrella del Mundial? Un central. Ya no hay ese Maradona, ese Pelé, porque el tema físico y el táctico es cada vez más fuerte. Lo que pasa aquí es una extrapolación del resto del mundo. ¿Quién es la estrella del calcio? Kaká, del Milan. ¿Y cuántos puntos les saca el Inter? Un montón".

- Fernando: "El Madrid no ha sabido cambiar de dinámica".

"Para mí, Messi es el mejor del mundo", dice el ex capitán del Valencia; "su lesión ha sido más decisiva que la de Eto'o para que el Barça no se haya destacado. Si yo jugara con Messi, se la daría siempre. Es más definitivo que Ronaldinho en el uno contra uno. Lo que él hace no lo puede hacer Ronaldinho. Al revés, sí". "Los jugadores que más han hecho por mantener arriba a sus equipos", reflexiona, "son Villa en el Valencia y Kanouté en el Sevilla. Si uno de los dos gana la Liga, será con setenta y pocos puntos. El que ha fallado es el Barça, por la relajación tras dos años de éxitos. No ha mantenido el nivel, el compromiso y la presión arriba. El Madrid sigue donde estaba. No ha sabido cambiar la dinámica".

- Ziganda: "No competimos en condiciones normales". El Cuco, entrenador de Osasuna, se ha encontrado con la dificultad de administrar una plantilla que juega la Liga y la Copa de la UEFA: "Las diferencias son cada vez menores porque los equipos de la Champions tienen más desgaste y juegan más partidos". Ziganda habla de los sueños y del tiempo como explicación a una Liga loca a la que nadie domina. "Hay jugadores que sueñan de siete en siete", dice; "esos jugadores preparan los partidos de lunes a domingo pensando en a quién van a marcar. Otros, los que juegan la Champions, no saben ni quién les va a marcar en el siguiente partido. Éste, mientras tanto, les está esperando desde hace días. Por eso, porque tienen tiempo para prepararse, aumenta su nivel competitivo. En condiciones normales, ganaría siempre el más poderoso. Pero no competimos en condiciones normales. Las rotaciones son muy importantes".

- Gárate: "No hay grandes estrellas".

"Es una Liga muy apretada", dice Gárate, ex delantero del Atlético. "Barça, Valencia y Sevilla son mis candidatos prioritarios, aunque el Barça tiene la ventaja de que ha recuperado a Messi, de que Eto'o marcha por el buen camino y... eso pesa. Al Madrid lo veo lejos", continúa; "con el Atlético yo estoy un poco desilusionado. Es verdad que este año el proyecto está llegando a su fin. Pero falta un jugador capaz de dar el último pase; alguien que pare el juego y mande. No es fácil encontrarlo: por eso, como media, hay más lagunas que buen juego. Y la Liga, en general, es así: no hay equipos con continuidad, sino rachas y altibajos". Puesto a analizar el fútbol de hoy, Gárate cree que "todo se resuelve con jugadas individuales". Y eso le lleva a una conclusión desesperanzadora: "No hay grandes estrellas. Todo depende de un Ronaldinho, un Messi o, cuando estaba, un Ronaldo, que tiene una definición como nadie aquí. A Ronaldinho, que no está haciendo una campaña completa, le marca uno, le espera otro... Los marcajes son muy estrictos. Pronto lo notará Messi. En el Madrid no destaca nadie".

- Valverde: "Todos somos muy competitivos". "En teoría, los presupuestos se estiran y las diferencias se acortan. Tendría que haber más diferencias, pero no es así. ¿Por qué?", se pregunta Valverde, técnico del Espanyol; "es complicado saberlo. En esta Liga hay muy buenos equipos. Si comparamos la Liga española con la Premier, allí hay más buenos equipos con más dinero para fichar, tienen tres clubes en cuartos de la Champions y, aun así, las diferencias son más grandes. Eso hace más difícil de entender lo nuestro. Aquí cuesta mucho ganar en Pamplona, en Santander o en Barcelona contra nosotros, contra los equipos que no luchamos por el título, porque somos todos muy competitivos".

Ronaldinho y Messi, al término del clásico del sábado pasado en el Camp Nou.
Ronaldinho y Messi, al término del clásico del sábado pasado en el Camp Nou.TEJEDERAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50