Síndrome de división en torno a Endesa

La eléctrica puede acabar como Metrovacesa

El reparto de capital que se vislumbra tras la OPA de E.ON sobre Endesa amenaza con hacerla ingobernable si se mantiene la disputa entre los socios y se abre un enfrentamiento entre la junta y el consejo. Los observadores aprecian un desenlace incierto ante el posible enfrentamiento de Acciona, Enel y E.ON. Apuestan por un pacto, pero sobre la empresa sobrevuela el riesgo de una partición accionarial como la de Metrovacesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50