Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento alemán aprueba elevar la edad de jubilación a 67 años

El Parlamento Federal alemán (Bundestag) aprobó ayer con los votos de los diputados de la gran coalición entre democristianos (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) la subida progresiva de la edad de jubilación hasta los 67 años, edad que se alcanzará plenamente en 2029. La ley, aprobada por abrumadora mayoría, pero con 11 votos en contra de los diputados de la coalición, queda ahora pendiente de la votación dentro de dos semanas en la segunda cámara alemana, el Consejo Federal (Bundesrat), donde están representados los Estados federados, y no se producirán sorpresas.

A partir de 2012 la edad de jubilación se eleva en Alemania un mes por año para los nacidos en 1947. Los 67 años alcanzarán de lleno a los nacidos en 1964 el año 2029. De este aumento de la edad de retiro se libran los que hayan cotizado 45 años, que podrán jubilarse a los 65, como hasta ahora, sin merma en la pensión. En realidad son pocos los asalariados que han cotizado 45 años: un 28% de los hombres y un 4% de las mujeres. Para fomentar la natalidad, a las mujeres se les consideran 10 años como cotizados por cada hijo. Los que hayan cotizado 35 años podrán jubilarse como hasta ahora a los 63, pero con una reducción de un 0,3% por cada mes.

Grupos de sindicalistas se manifestaron ayer ante el edificio del Reichstag donde los diputados aprobaron la ley. Argumentan que con cuatro millones de parados no tiene sentido prolongar la vida laboral y que la gran mayoría de las empresas no da trabajo a los mayores de 50 años. La oposición rechaza los planes del Gobierno, en especial el Partido de la Izquierda. El subjefe del grupo parlamentario de la izquierda, Klaus Ernst, acusó al Gobierno: "Lo que ustedes hacen aquí es una política en contra de la mayoría de nuestro país".

En nombre del Gobierno defendió la ley el vicecanciller y ministro federal de Trabajo, el socialdemócrata Franz Müntefering, que el pasado enero ya cumplió 67 años y habría alcanzado de sobra la edad de jubilación. Los argumentos de Müntefering tienen fuerza: "El que empezó su vida laboral hace 50 años conoce la semana de 48 horas. Entonces se pagaban las jubilaciones durante una media de 10 años. Hoy tenemos la semana laboral entre 35 y 40 horas y las rentas se pagan 17 años. No entramos en la vida laboral a los 16 años de media, sino a los 21. En el futuro no trabajaremos más, sino menos que las generaciones anteriores. El año 1960 por cada jubilado había ocho personas que trabajaban. Hoy son 3,2 y en 2030 serán 1,9 en edad laboral y las rentas se pagarán durante 20 años". "Tenemos una responsabilidad para hoy y mañana y para las generaciones venideras", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2007