Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El policía de Ronda encarcelado alega que la acusación no está motivada

La defensa del policía de la escala básica encarcelado por la trama de corrupción policial de Ronda ha solicitado al juez instructor que abra diligencias y depure responsabilidades sobre la "omisión de información de los hechos que se imputan" a su defendido, por si pudieran ser constitutivas de "un serio ataque al libre ejercicio del derecho de defensa". Hasta el momento, el letrado José Luis Ortega era el único que no se había pronunciado sobre los autos que mantienen en prisión al comisario, el subinspector de extranjería y su cliente, considerado uno de los supuestos cabecillas. La defensa de los dos primeros ya han recurrido la decisión del juez.

El penalista entregó ayer en el al juzgado número 3 de Ronda un escrito en el que solicita "un auto fundado, no estereotipado y debidamente motivado (...) para no defender en tinieblas". El juez atribuye al agente raso delitos en contra la salud pública, cohecho, falsedad documental, abusos sexuales continuados, estafa, extorsión y abuso de su condición de agente del orden, pero en el auto "no especifica hechos ni razones", añade Ortega.

El abogado dice que el secreto sumarial puede ser "de sospechosa constitucionalidad" si afecta al derecho de defensa de su cliente e insiste en que los imputados "tienen derecho a ser informados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2007