Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratoria de un año para aplicar el código técnico de la edificación

El sector cerámico de Bailén (Jaén), el principal productor de España, vive con inquietud la entrada en vigor del nuevo Código Técnico de la Edificación, que prima el cartón yeso en las edificaciones en detrimento de los ladrillos de arcilla. La ministra de la Vivienda, María Antonia Trujillo, tranquilizó ayer al sector al anunciar una moratoria de un año para que los fabricantes se adapten a la normativa.

Bailen produce al año 10.000 toneladas de tejas, ladrillos y cerámica industrial. Sin embargo, las más de 150 industrias cerámicas y ladrilleras del municipio han tenido que hacer frente en el último año a dos importantes amenazas: La primera de ellas es la derivada de las exigencias del Protocolo de Kyoto, que ha obligado a las industrias a reducir de forma muy significativas sus emisiones de CO2. Superado ese escollo, el sector se encontró más tarde con el borrador del nuevo Código Técnico de la Edificación, aprobado el 17 de marzo de 2006 y cuyo plazo de aplicación para que las empresas se adapten concluye a finales de este mes.

Los ceramistas de Bailén trasladaron a la ministra su preocupación por el impacto que este código tendría en el futuro industrial de la localidad. José Alcalá, presidente de la Asociación de Ceramistas de Bailén, admitió que el sector está más tranquilo tras el compromiso de la ministra de dar una moratoria.

Trujillo dijo que están estudiando todas las consultas realizadas por los ceramistas de Bailén para intentar "compatibilizar" su actividad industrial con la nueva legislación. La ministra también anunció durante el encuentro la intención del Gobierno de apoyar la creación de un Museo del Ladrillo en Bailén. El consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, abogó por poner en marcha "mecanismos que eviten sobresaltos y problemas no deseados por nadie".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2007