Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un modelo "pionero" para otros municipios andaluces

La división del municipio en áreas de gestión básica, la creación de una oficina para ayudar a los propietarios a regularizar sus casas y el impulso de un proceso de regularización a corto plazo fueron elogiados por el Defensor del Pueblo Andaluz en un reciente informe sobre viviendas ilegales. "Éste es un modelo pionero, que es ejemplo para otros muchos municipios que también padecen el problema de las viviendas ilegales", destacó ayer el arquitecto Manuel Ángel González Fustegueras.

El modelo ya ha sido imitado en otros municipios como Carmona (Sevilla) o Montilla (Córdoba). También se ha implantado un sistema similar en El Puerto de Santa María, en Cádiz, aunque en esta localidad no se habla como en Chiclana de la necesidad de instalar nuevos equipamientos en paralelo a la regularización de las casas ilegales.

En otras zonas, donde abundan casas de segunda residencia, se ha apostado por otros modelos. Es el caso de Zahora, una pedanía de Barbate, donde gobierna el PP. Allí el Ayuntamiento está tratando de ordenar las más de 800 casas irregulares. Lo trata de hacer a través de un plan de reforma interior, similar al que se ha realizado en la zona vecina de El Palmar, en Vejer de la Frontera.

El Consistorio barbateño ha propuesto distribuir la zona bajo una misma área y se han diseñado viales y equipamientos, que exige la normativa autonómica. El plan se ha encontrado con la oposición de los vecinos que han echado atrás estas intenciones hasta en tres ocasiones.

Los planes de regularización no impiden la llegada de sentencias con órdenes de derribo. En los últimos dos meses, se han dictado dos. Una en Zahora y otra en Chiclana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2007