Drusa y 'miss', imposible

Doaa Fares, de 17 años, se enfrenta a su clan, contrario a que muestre su físico

Doaa Fares admira y guarda parecido con Angelina Jolie. Y a sus 17 años decidió presentarse al concurso de Miss Israel bajo el nombre de Angelina Fares.

Pero la joven afronta un problema que en ningún modo está en su mano resolver: es drusa. Y, como miembro de esta pequeña comunidad árabe, padece el peso de las tradiciones tribales discriminatorias que imperan en la etnia.

Nada ha importado que sus padres la apoyaran. El clan manda. Una vez divulgadas sus fotografías en minifalda y mostrando los brazos, fue amenazada y acusada de prostitución. El punto de no retorno se produjo cuando la policía desbarató una conspiración de dos de sus tíos para matarla. Consideran sus parientes que Doaa ha ensuciado el honor de los drusos. Así que a comienzos de esta semana renunció al concurso. "Mi vida es mucho más importante", declaró. Doaa-Angelina vive en Sajur, un pequeño pueblo del norte de Galilea, región que habitan los 100.000 drusos que se han adaptado hasta el punto de que es la única comunidad árabe que sirve en el Ejército israelí, y con fidelidad inquebrantable. Pero hay costumbres arcaicas que permanecen inalterables.

Doaa Fares, aspirante a Miss Israel.
Doaa Fares, aspirante a Miss Israel.LLAN MIZRAHI

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS