Chipre comienza la demolición del muro de Nicosia

El Gobierno de Chipre empezó anoche a demoler por sorpresa el muro que simboliza la división de Nicosia y que pasa por el centro de la capital, hasta ahora la última dividida que existía en el mundo. Los trabajos de demolición del muro, levantado hace más de 40 años tras la división de la isla en una entidad grecochipriota y otra turcochipriota, comenzaron con maquinaria pesada al filo de la medianoche y pueden suponer el inicio del diálogo entre ambas comunidades para abrir el casco antiguo de Nicosia.

"Es una señal de buena voluntad", aseguró a los periodistas en las cercanías de las obras de derribo Christodoulos Pashardes, portavoz del Gobierno grecochipriota, único considerado legítimo y reconocido por la comunidad internacional. El portavoz añadió que ningún civil pasará por la zona del control en demolición hasta que del lado turco también se proceda a la desmilitarización.

"Espero que este gesto dé paso a la apertura definitiva de Nicosia para todos los chipriotas", declaró Nick Birnback, portavoz de los cascos azules de Naciones Unidas desplegados en la llamada línea verde, que divide la capital.

Los testigos del suceso comentaron que una máquina excavadora comenzó a derribar por sorpresa el muro de cinco metros de ancho sobre la calle Ledra, en el corazón de Nicosia. Poco después, la gente ya no pudo ver la continuación de los trabajos porque las autoridades ocultaron la zona de derribo con una lona verde.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS