La CNMV considera legal la partición de Metrovacesa

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera legal la partición de Metrovacesa, acordada por la familia Sanahuja -mayor accionista de la inmobiliaria con el 39% del capital- y el presidente de la misma Joaquín Rivero, según comunicó ayer el regulador español de los mercados bursátiles.

El proceso de escisión de la, hasta el momento, mayor inmobiliaria española, comenzó el pasado 19 de febrero y ponía fin a la lucha por el control de la compañía mantenida desde el año pasado entre la familia Sanahuja y el presidente de Metrovacesa, apoyado por Bautista Soler (entre ambos suman un 36% del accionariado). El acuerdo contemplaba que la familia Sanahuja, a través de Sacresa, se quedaría con la parte española de la inmobiliaria y activos en Francia valorados en un máximo de 1.800 millones de euros; mientras que Joaquín Rivero y su aliado lo harían con la parte francesa del negocio, la filial Gecina, y activos españoles por 437 millones.

El regulador español, en el comunicado, advierte que, pese a esta "declaración preliminar", supervisará las dos ofertas públicas de adquisición de acciones previstas en el acuerdo para materializarlo. La familia Sanahuja se comprometió la semana pasada a lanzar una oferta por el 100% de Metrovacesa en metálico a 83,21 euros como parte del acuerdo alcanzado con Rivero.

En menos de un mes, desde que el pacto de escisión se hizo público, el precio de los títulos de la inmobiliaria han caído un 26,8%. Ayer, al cierre de la Bolsa, cada acción valía 86,25 euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS