Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres 'cogoteros' cuando se repartían un botín en Torrejón de Ardoz

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ayer a tres cogoteros (ladrones que pegan un golpe en la cabeza a sus víctimas para sustraerles el dinero), de nacionalidad chilena, cuando estaban repartiéndose el botín obtenido al robar a una mujer cuando salía de una sucursal bancaria de Torrejón de Ardoz. Según informó la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, los tres arrestados -dos de los cuales ya han ingresado en prisión por orden judicial- eran muy violentos si sus víctimas ofrecían resistencia. En el momento de su detención les fueron intervenidas tres navajas de grandes dimensiones y una pistola de descargas eléctricas que empleaban para cometer sus robos.

A finales de enero, agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) Central de la Comisaría General de Policía Judicial iniciaron una investigación sobre un grupo de delincuentes de origen sudamericano especializado en cometer robos con violencia por el método del cogotazo. El grupo estaba dirigido por el chileno Moisés M. M., que actuaba junto con dos compatriotas suyos, Luis Alberto R. B. y Christian Alexis A. A., según fuentes policiales.

El cogotazo consiste en que un miembro de la banda se introduce en una sucursal bancaria e intenta detectar a alguna persona que haga una operación elevada de reintegro de efectivo. Una vez elegida la víctima, el individuo sale se la entidad bancaria y señala el objetivo al resto del grupo mediante una llamada telefónica o a través de gestos previamente concertados, indicándoles el lugar donde porta el dinero que acaba de retirar.

Siguen a la víctima hasta un lugar idóneo, donde mediante violencia o intimidación con armas blancas se apoderan del dinero y, en caso de ofrecer la más mínima resistencia, no dudan en emplear la violencia que sea necesaria hasta hacerse con el botín.

Hasta el momento, los investigadores atribuyen a los tres detenidos nueve robos cometidos en Madrid y en sus alrededores, además de uno, supuestamente, en localidad toledana de Illescas. Tras ser puestos a disposición del juez de guardia, dos han ingresado en prisión, según fuentes policiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de marzo de 2007