Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Controversia política por el 'caso De Juana'

Manifestantes enfrentados por el trato al etarra

La plaza del Ayuntamiento de Lorca (Murcia) vivió ayer un duro enfrentamiento entre militantes populares y falangistas, de un lado, y socialistas, de otro. Todos esperaban la visita del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que al final no se produjo, oficialmente por motivos de agenda.

Unas 300 personas convocadas por mensajes de SMS intentaron aprovechar la posible visita de Zapatero al Ayuntamiento lorquino para manifestar su rechazo a la gestión del Gobierno y en especial a la prisión atenuada concedida al etarra Iñaki de Juana Chaos. Los concentrados, entre los que se encontraban militantes del PP, ocupaban gran parte de la plaza de España, custodiada por la policía y rodeada por vallas de seguridad. Los simpatizantes del PP corearon gritos e insultos contra el Gobierno y su presidente, y portaron pancartas en las que se podía leer "ZP, traidor", "España cristiana y no musulmana", "España una y católica", "Zapatero, anticristo", "Z-ETA-P", "Zapatero en Lorca y De Juana en su casa", "Zapatero, en mi nombre no" o "Zapatero, embustero".

Los manifestantes exhibieron banderas franquistas y carteles de "agua para todos", el lema utilizado en toda la región de Murcia como rechazo a la política hídrica del Gobierno.

Frente a los simpatizantes populares, decenas de afiliados y simpatizantes socialistas portaban una pancarta con el lema "ZP, gracias por devolvernos la ilusión", preparada por el Ayuntamiento de Lorca para recibir a Zapatero en su primera visita a Murcia como presidente. Lorca es uno de los pocos municipios grandes de Murcia gobernados por el PSOE.

Gritos e insultos

En la concentración se produjeron momentos de tensión cuando los partidarios del PSOE giraron su gran pancarta de apoyo a Zapatero y dieron vueltas a la plaza, lo que fue contestado por los afines al PP con gritos e insultos e incluso el lanzamiento de huevos. El Ayuntamiento de Lorca había previsto la visita de Zapatero para firmar en el libro de honor. Oficialmente, el acto fue cancelado por el retraso en los demás actos del presidente, aunque una portavoz del consistorio admitió que "no se podía garantizar la seguridad".

En lugar de acudir al Ayuntamiento, Zapatero recibió a los regantes de Murcia en un hotel y fuentes oficiales alegaron que la cancelación de la visita al consistorio se debió al "retraso en la visita a la desaladora de San Pedro del Pinatar". Estas fuentes afirmaron que La Moncloa no había confirmado que se fuera a producir la visita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 2007