Reportaje:MERCADOS

La Bolsa busca un soporte

El Ibex 35 pierde el 5,45% en su peor semana en cuatro años

La Bolsa española se ha visto arrastrada por la corriente vendedora que ha afectado a los mercados de todo el mundo y que tiene como causa el posible enfriamiento de la economía de Estados Unidos. El Ibex 35 ha caído el 5,45% en esta semana y cierra con un descenso del 1,30% en términos anuales.

La Bolsa española ha sumado su tercera semana consecutiva de pérdidas, aunque en esta ocasión el proceso ha contado con cierto dramatismo por la rapidez e intensidad de las caídas.

El Ibex 35 pierde el 5,45% en esta semana, la peor desde septiembre de 2002, y en el conjunto del año acumula un descenso del 1,30%. Las causas de esta corriente vendedora hay que buscarlas en una desafortunada combinación de factores negativos, como son una fuerte caída de la Bolsa china, el encarecimiento del precio del petróleo y las advertencias del ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos Alan Greenspan sobre una posible recesión de la economía estadounidense para finales de año.

Los mercados de valores europeos se encontraban en una situación difícil al acumular ganancias que llegaban a superar el 5% en apenas dos meses. En el caso del mercado español, los máximos eran históricos y, aunque bien soportados por los resultados empresariales y la evolución de la economía, parecían pedir desde hacía un par de semanas una corrección, que al final ha sido más profunda de lo que cabía esperar.

Los soportes del Ibex 35 fueron cayendo uno tras otro sin demasiados problemas, con lo que los inversores vieron, primero asombrados, cómo los 14.700 puntos quedaban atrás, para observar luego con temor que los 14.450 y los 14.040 tampoco eran obstáculo para una corriente vendedora que, como suele suceder casi siempre, era alimentada por el miedo a quedar atrapados en un mercado sin fondo. En la sesión del jueves se perdía momentáneamente el nivel de soporte de los 13.850 puntos, pero el cierre superó esa cota. En la sesión de cierre se produjo un conato de consolidación, pero el viernes parecía mal día para tomar posiciones casi "en descubierto" y el Ibex 35 cerró por debajo de los 14.000 puntos.

Los grandes valores del mercado español han tenido un comportamiento bastante negativo, hasta el punto de que los tres principales terminan la semana con pérdidas a nivel anual. Sólo Endesa ha conseguido romper la tendencia del mercado ante la inesperada irrupción de la compañía italiana Enel con la adquisición de más del 20% del capital de Endesa por encima de los 38,75 euros, precio ofrecido por la compañía alemana E.ON en su OPA por la eléctrica española.

La contratación en el Mercado Continuo se ha visto favorecida por esas operaciones y por el esfuerzo comprador de los cuidadores, con lo que el miércoles se alcanzaba un máximo histórico de negociación con 14.581,14 millones de euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS