Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reo del triple crimen de Tetuán se ampara en una supuesta amnesia

"No me acuerdo de nada: ese día estaba en una nube, con mucha coca y alcohol". David Rodríguez, principal acusado del asesinato de una pareja de menores de etnia gitana y de su bebé de nueve meses, el 4 de noviembre de 2004, no se salió del guión que el primer día trazó su abogado ante el jurado popular. La frase de "no me acuerdo" la repitió decenas de veces. Curiosamente, su amnesia se limitaba al día del triple crimen, pero los nueve gramos de cocaína diarios que, según él, consumía entonces no alteraron sus recuerdos de otros días.

La segunda sesión del juicio por este triple crimen transcurrió sin los sobresaltos del primer día. La trifulca que sacudió la primera sesión llevó a la magistrada Susana Polo a decretar que la vista se celebrase a puerta cerrada. Ayer, sin embargo, la juez permitió acceder a la vista a cuatro representantes de los familiares. El principal acusado -el payo de 27 años al que se acusa de acuchillar hasta la muerte al matrimonio formado por Amalio (17 años), Ada (16) y Nerea (de nueve meses)- afirmó que no tenía motivos para cometer ese hecho. Y trató de adornar su versión: "Estaba trabajando de albañil en la reforma de su casa, Amalio era amigo mío de toda la vía, yo tenía llaves de la casa e incluso he dormido allí alguna vez. Si como dicen he sido yo, no me acuerdo de nada, y no entiendo qué me pudo pasar".

Rodríguez negó, en contra de lo que sostienen las acusaciones, que el móvil del crimen fuese una deuda económica: "No me debía nada, me pagaba en efectivo o con droga". Se enfrenta a 51 años de cárcel por un triple crimen que, según el fiscal, cometieron él y el también acusado Emilio Varela; ambos "alentados" por otras tres personas que también se sientan en el banquillo. Varela confesó que el día de los hechos consumió cocaína y alcohol y que acompañó a Rodríguez a la casa de las víctimas, pero que él se quedó en el coche. Unos 10 minutos después, "David llegó todo ensangrentado, con un cuchillo, gritando: ¡los he matado!", declaró.

La muerte de Manu, a juicio

Un jurado popular juzgará desde hoy en la Audiencia de Madrid al acusado de matar a Manu de Villaverde, merced a los dos navajazos que recibió en un parque. El 2 de mayo de 2005, el reo José Manuel M. L., de 19 años y que se enfrenta a 12 años de cárcel, se encaró con Manuel González, Manu, y le asestó dos cuchilladas, una en el corazón. El crimen sacó a Villaverde a la calle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007

Más información