Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleados del hospital de Sanlúcar se movilizan contra las agresiones

Tres incidentes con enfermos y familiares en el hospital Virgen del Camino de Sanlúcar (Cádiz), un centro privado con servicios concertados con la Junta, han movido a sus trabajadores a convocar el jueves una concentración a las puertas para exigir a la justicia "mano dura" contra estos casos.

El caso más grave se produjo cuando el padre de un enfermo trató de romper la silla de la consulta sobre una oftalmóloga, quien logró escapar. El agresor no estaba de acuerdo con el tratamiento suministrado a su hijo.

En las últimas semanas, un médico interno recibió amenazas de muerte por parte de familiares de un paciente que había sido de alta. Y en urgencias, otro enfermó se enfrentó a uno de los responsables sanitarios porque un caso más grave estaba siendo atendido antes que el suyo.

"Existe una tensión continua y una desmoralización de todos los profesionales. Nosotros intentamos ayudar a los pacientes. No podemos permitir que lo que recibamos a cambio sea violencia", explicó ayer el médico de urgencias Miguel Oliver.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2007