Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Peggy Gilbert, saxofonista

Dirigió diversas orquestas femeninas de jazz

Peggy Gilbert (Sioux City, 1905), saxofonista y directora de orquesta, falleció el pasado lunes 12 de febrero, en la ciudad norteamericana de Los Ángeles, a los 102 años.

La noticia ha tardado en saberse. Peggy Gilbert era reconocida como una pionera en la integración de la mujer en el jazz; su nombre está asociado a la edad de oro de las All-Girls Jazz Bands ("orquestas femeninas de jazz"), un fenómeno que tenía que ver con razones menos musicales que morfológicas, cuyos ecos alcanzaron a nuestro país mediada la década de los años treinta.

Por la época en que Peggy Gilbert daba sus primeros pasos en el mundo de la música, en Madrid y Barcelona funcionaban diversas formaciones del estilo integradas, únicamente, por mujeres, como la orquesta Melody Star's o Soro y sus Girls Sinfónicas. En Estados Unidos, el momento de apogeo de las orquestas femeninas de jazz coincidió con los años de la II Guerra Mundial y el consiguiente déficit de instrumentistas profesionales, muchos de los cuales fueron llamados a filas. Para entonces, Peggy Gilbert contaba ya con una amplia experiencia dirigiendo a las Melody Girls en el Sioux City Hotel de la ciudad homónima, en el estado de Iowa, donde nació, en el año 1905.

En 1928 se trasladó a California y cambió su apellido paterno, Knechtges, por el materno, Gilbert, "el problema con mi primer apellido es que nadie era capaz de pronunciarlo". Gracias a Radio, había acumulado unos amplios conocimientos en materia de jazz, "seguí un método de aprendizaje casi clandestino", recordaba la jazzwoman; en realidad, Gilbert tuvo que aprenderlo todo por sí misma, incluso a tocar el saxofón: "Nadie quiso enseñarme. Se suponía que no era un instrumento apropiado para una señorita".

En Los Ángeles, fundó su orquesta conocida como Peggy Gilbert and Her Metro Goldwyn Orchestra, Peggy Gilbert and Her Symphonics y Peggy Gilbert and Her Codees. Con ella recorrió los circuitos del vodevil, acompañando a Jack Benny y Jimmy Durante, entre otros; en sus años de máxima popularidad, la orquesta dio respaldo a grandes "estrellas" del espectáculo de paso por Los Ángeles, como el clarinetista Benny Goodman o el showman Louis Prima. Ni por parte de sus compañeros masculinos de profesión, ni por el del público, lo tuvieron fácil: "Estábamos empeñadas en ofrecer una buena música a un público que, lo que buscaba, eran unas buenas piernas". Del fugaz paso de Gilbert y sus pupilas por Hollywood queda testimonio en diversos filmes: The Wet Parade (1932), Melody for two (1937), The great waltz (1938)...

Los años de la guerra los empleó la saxofonista en recorrer las bases militares norteamericanas en Alaska junto a la actriz Thelma White. Tras la misma, pasó a actuar como abogada para el Sindicato de Músicos. Su función consistía en ayudar a las jóvenes instrumentistas que llegaban a Los Ángeles pretendiendo abrirse camino en el marcadamente machista mundo del jazz. Gilbert les facilitaba los contactos y, a menudo, ella misma se encargaba de presentar a la aspirante al director de orquesta de turno.

Nunca dejó de tocar: se dice que, con noventa, seguía siendo una más que notable saxofonista. Para demostrarlo fundó The Dixie Belles, una singular formación de veteranas dedicada al jazz de Nueva Orleans, la cual se mantuvo activa hasta 1998. Gilbert es la protagonista del filme documental Peggy Gilbert and Her All-Girl Band, dirigido por Jeannie Pool, y estrenado el pasado año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de febrero de 2007