Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

De búsqueda del tesoro a profanación de tumbas

Schweppes pide perdón por provocar el cierre de un conocido cementerio en Boston por una campaña publicitaria

La compañía de refrescos Cadbury Schweppes ha pedido perdón a las autoridades de la ciudad estadounidense de Boston por provocar el cierre de un histórico cementerio tras una campaña de publicidad, según informa la BBC. La empresa británica puso en marcha un montaje para publicitar su bebida Dr Pepper en Estados Unidos. La campaña consistía en una búsqueda del tesoro en diferentes ciudades del país. Varias monedas de supuesto oro fueron escondidas en parques y lugares públicos. Quienes las encontraran, tras recibir varias pistas, obtendrían un premio en dinero contante y sonante. La moneda de Boston estaba en el cementerio Granary.

La respuesta del público fue positiva y en pocos minutos el cementerio, de 347 años de antigüedad, se llenó de gente en busca de los premios. La dirección del cementerio tuvo que cerrar el recinto por miedo a que los ávidos y nerviosos buscadores de tesoros comenzaran a profanar tumbas. La moneda estaba escondida detrás de un eslabón de piedra del cementerio.

El director de comunicación de la empresa, Andrew Dawson-Shepherd, ha comentado a la BBC que "no era un lugar apropiado para enterrar monedas. Fue una mala elección y pedimos perdón a las autoridades". No se dañaron ninguna de las tumbas. El cementerio es famoso por albergar las tumbas de importantes figuras de la política norteamericana de la época de la independencia de finales del siglo XVIII.

El mayor premio del concurso fue finalmente encontrado por una mujer de la ciudad tejana de Houston. Encontró en el Parque Sam Houston una moneda que canjeó por 1.133.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de febrero de 2007