Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis del 'Marine I' cuesta ya medio millón de euros

Exteriores envía a India a un alto funcionario para agilizar la repatriación de los inmigrantes

La crisis del Marine I le está saliendo cara al Gobierno de España. El Ministerio del Interior se ha gastado ya más de medio millón de euros desde que el pasado día 12 desembarcaran en el puerto de Nuadibú (Mauritania) 369 inmigrantes asiáticos y africanos, según fuentes conocedoras de la operación.

La situación de los 299 sin papeles de origen indio que fueron rescatados del viejo carguero sigue, además, sin solucionarse. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha enviado a India al director general para Asia Pacífico, José Eugenio Salarich, para intentar acelerar el proceso de identificación y documentación de los sin papeles asiáticos que permanecen en Nuadibú, según informó ayer Europa Press.

El cometido de Salarich es claro: buscar una solución a la repatriación de los náufragos. Lo que no parece tan seguro es que lo vaya a conseguir si se tiene en cuenta que la crisis lleva enquistada 23 días, después de que un remolcador de Salvamento Marítimo rescatase al viejo carguero que estaba a la deriva.

Los casi 300 inmigrantes permanecen desde hace días en el puerto de Nuadibú en condiciones precarias. Aguardan a que las autoridades confirmen su identificación, puesto que todos aseguran proceder de la India. La mayoría, además, ha manifestado que, si no puede viajar a Europa a trabajar, desea volver a su país. India, sin embargo, sólo ha reconocido a una veintena de sin papeles. Las autoridades de Nueva Delhi aseguran haber cotejado los nombres y direcciones de los inmigrantes y afirman que ninguno de esos datos es auténtico.

Un grupo de 19 náufragos, sin embargo, sí se ha acogido a la repatriación voluntaria. Estos últimos serán trasladados a la India en un vuelo comercial financiado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La organización, además, afirmó que dará a cada uno de los inmigrantes una cantidad de dinero que les ayude a volver a restablecerse en su país.

Desde que se inició la crisis, por Nuadibú han pasado, con plenos poderes ejecutivos del Gobierno de Delhi, la embajadora y el primer secretario de la Embajada de India en Senegal. La situación, lejos de agilizarse, se ha paralizado con el paso de los días.

El director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, indicó ayer que las gestiones diplomáticas con los países implicados continuarán, aunque no precisó si la situación se va a resolver de forma inmediata. Todos los esfuerzos, dijo Mesquida, se centran ahora en "solventar" la situación de los inmigrantes. Éstos llevan 12 días encerrados en una nave portuaria de Nuadibú y se hallan bajo custodia de una treintena de policías españoles.

En cuanto a la situación que vivieron los agentes nacionales destinados al puerto mauritano, Mesquida aseguró que no se plantea ninguna dimisión o cese. "Lo importante es tomar medidas en aquello que sea previsible para evitar que se vuelva a producir". Lo que sí aseguró el director de la Policía y la Guardia Civil es que a los policías se les recompensará económicamente y recibirán un reconocimiento por su trabajo en Mauritania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de febrero de 2007