_
_
_
_

El TSJ permite ampliar el puerto de Campomanes en Altea

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana ha emitido un auto por el que desestima la petición de Los Verdes que pedían la suspensión cautelar de las obras de ampliación del Puerto Deportivo Luís Campomanes de Altea. El auto dictado por la sección segunda de la Sala del Contencioso-Administrativo es firme y no cabe recurso, y entra en contradicción con el decreto de suspensión cautelar de las obras dictado por la Consejería de Infraestructuras el 30 de octubre de 2006.

Las obras de ampliación del puerto deportivo de 542 a 950 amarres han estado rodeadas de polémica por la existencia de praderas de posidonia en la zona, y la intención de la empresa adjudicataria, Marina Greenwich, de trasplantar las algas para salvarlas de una muerte segura con la construcción de los nuevos enganches. Los ecologistas rechazan la forma de la que se está realizando y aseguran que con el trasplante mueren el 85% de las plantas. La empresa, sin embargo, asegura que sobrevive el 60%. En este contexto García Antón firmó el decreto de paralización y pidió a Marina Greenwich mayores garantías conservacionistas para poder retomar los trabajos. La mercantil exhibió el auto como una "victoria moral", aunque reconoció que no podrá retomar los trabajos hasta que Infraestructuras tome una decisión sobre el proyecto presentado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_