Fracasa el primer intento de vincular a ETA con el 11-M en la vista oral

Una asociación de víctimas pregunta a los islamistas por su relación con la banda

La teoría de la conspiración que alienta el PP y que pretende relacionar a ETA con el atentado del 11-M fracasó ayer en la segunda jornada del juicio que se celebra en Madrid. El letrado de una asociación minoritaria de víctimas del 11-M preguntó a dos de los principales implicados en el atentado, Mohamed Belhadj y Hassan el Haski, supuestos jefes en Europa de Al Qaeda y el Grupo Islamista Combatiente Marroquí, por cuestiones relativas a la supuesta vinculación de ETA con el atentado de los trenes. Los islamistas, que siguieron la estrategia del silencio con las acusaciones y la fiscalía, lo negaron al contestar a sus propios abogados.

Los tres supuestos autores intelectuales del 11-M, Rabei Osman, El Egipcio (que declaró el jueves), Mohamed Belhadj (alias Abu Dujanah, en cuyo nombre se reivindicaron los atentados) y Hassan el Haski no han conseguido salvar con sus declaraciones de la vista oral el escollo de las pruebas en su contra.

Ninguno quiso contestar al fiscal y a las acusaciones. En los interrogatorios de sus propios defensores, las explicaciones que ofrecieron resultaron insuficientes. Todos condenaron los atentados y El Haski rechazó airadamente una hipotética colaboración con ETA: "¿Cómo puedo tener relación con ETA si no hablo en español, ni lo leo? ¿Puedo tener una relación con ellos en el cielo acaso? Esto es incierto". También se declaró inocente Jamal Zougam, considerado autor material de los atentados porque cuatro testigos dicen haberlo visto en los vagones atacados. "Al ser detenido salí en todas las televisiones y si la gente te ve una vez, te reconoce. A la hora de los atentados yo estaba durmiendo", señaló.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS