Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kelme rompe con Oleguer

La firma cancela el patrocinio del jugador del Barça por un artículo sobre el 'caso De Juana'

La empresa Kelme, de Elche, anunció ayer que ha decidido rescindir de forma unilateral el contrato de patrocinio de ropa con Oleguer, jugador del Barça, por el artículo que escribió en el que cuestionaba el funcionamiento del poder judicial en el caso del etarra Iñaki de Juana Chaos. El zaguero, comprometido con causas alternativas, criticaba en el escrito, publicado en el semanario La Directa y anunciado el martes en su edición digital por Berria, las contradicciones del poder judicial al comparar el caso de De Juana Chaos, en huelga de hambre, con el mejor trato penitenciario que recibieron los presos Rafael Vera, el empresario Javier de la Rosa o el ex general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo cuando alegaron problemas de salud, y éste último, "miembro destacado de los horrores de Intxaurrondo cumplió cuatro años de prisión de una condena de 75 (...) Hay un olor a hipocresía en todo esto", afirmaba.

La marca deportiva sostiene en su comunicado que la rescisión del contrato tiene su origen en "las declaraciones del futbolista en diversos medios de comunicación", informa Efe. El texto añade que Kelme aboga por "la defensa de los derechos de la libertad de expresión y de libre pensamiento", pero añade que "la vinculación con Oleguer se basaba en criterios única y exclusivamente deportivos por lo que se tomó la decisión de rescindir la relación contractual de forma unilateral".

Tras el ensayo del martes, Oleguer, licenciado en Económicas y estudiante de Historia, no rehuyó en el Camp Nou preguntas sobre el artículo, titulado "La buena fe". Oleguer precisó que más que hablar de De Juana lo que criticaba era la incoherencia del poder judicial. "Siempre hago las cosas porque me siento bien haciéndolo y tengo clara la repercusión que pueden tener. No voy a cambiar por estar aquí", dijo.

El presidente Joan Laporta defendió un día después el derecho a la libertad de expresión de sus jugadores pero recordó que el Barça respeta el Estado de Derecho. Eso sí: dijo que, de haber sabido el revuelo, hubiera preferido que apareciera ante los periodistas otro futbolista para que no se hablara en el Camp Nou de política. Algunos futbolistas del Barça expresaron en privado su perplejidad por la decisión de Oleguer de inmiscuirse en el asunto y miembros de la junta, entre ellos el propio Laporta, encajaron con fastidio que tratara el caso de De Juana en el estadio tanto por las repercusiones deportivas como por el recibimiento que pueda recibir Oleguer por algunos grupos de hinchas, como de algunos patrocinadores. Su temor era fundado: una empresa expresó su malestar al club y Kelme rescindió al jugador el contrato de patrocinio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007